La migraña es común entre las mujeres en edad reproductiva

ESTIMADA MAYO CLINIC:

Sufro de migrañas desde los 12 años y ahora tengo 33. Tomo medicamentos para prevenirlas y eso me ayuda, pero mis peores problemas continúan presentándose en la semana de la menstruación. ¿Hay algo que se pueda hacer para eso?

 

RESPUESTA de la Dra. Stephanie Faubion, Clínica de la Salud Femenina, Mayo Clinic de Rochester en Minnesota, Estados Unidos:

Las migrañas son comunes entre las mujeres en edad reproductiva. Este tipo de dolor de cabeza generalmente empeora alrededor del momento de la menstruación. Algunas mujeres padecen de migrañas puramente menstruales, que solamente se presentan durante el ciclo menstrual; mientras que otras sufren de ataques de migraña relacionados con las menstruaciones, que ocurren alrededor de ellas y que también pueden presentarse en otras ocasiones. Su caso parece pertenecer a la segunda categoría.

La migraña puede producir un dolor pulsátil intenso en una zona de la cabeza o en todas partes, que normalmente se presenta acompañado por náusea, vómito y extrema sensibilidad a la luz y al sonido. Las migrañas menstruales normalmente no se relacionan con la presencia de un aura (destellos de luz, puntos ciegos en la visión, o entumecimiento y hormigueo en la cara o mano). Las migrañas vinculadas a la menstruación, comparándolas con las menstruales, pueden ser más fuertes, durar más días y responder menos al tratamiento.

Los cambios femeninos en los niveles de estrógeno pueden desencadenar un ataque de migraña, especialmente durante aquellos días anteriores al ciclo menstrual, cuando los niveles de estrógeno descienden rápidamente. Una manera de controlar las migrañas menstruales es tomando un anticonceptivo hormonal combinado.  Ese tipo de anticonceptivos puede estabilizar los niveles de estrógeno en la mujer y contener los cambios hormonales capaces de desencadenar un ataque de migraña.

Si usted toma pastillas anticonceptivas, tiene varias alternativas entre las que puede elegir. La manera normal de tomar los anticonceptivos es consumiendo pastillas activas con hormonas durante tres semanas y luego una semana de pastillas inactivas sin hormonas. Actualmente existen varias fórmulas nuevas que disminuyen el riesgo de sufrir migrañas menstruales porque ofrecen tres meses de pastillas activas con hormonas (permitiendo que el ciclo menstrual ocurra cada 90 días), o pastillas activas con hormonas tomadas de forma continua (sin pastillas inactivas y sin menstruaciones), o intervalos más cortos sin hormonas (con sólo cuatro días de pastillas inactivas para el ciclo menstrual).

Existen otros tipos de anticonceptivos hormonales combinados que también pueden usarse de manera continua, como por ejemplo el anillo vaginal anticonceptivo que puede usarse a intervalos de cuatro semanas en lugar de tres, reemplazando el anillo viejo con uno nuevo de manera inmediata. Estos métodos disminuyen la frecuencia o duración del intervalo sin hormonas, reduciendo así la posibilidad de sufrir de migrañas debidas a los niveles fluctuantes de estrógeno, aparte de ofrecer una anticoncepción eficaz.

Además de prevenir el embarazo y controlar las migrañas, el uso de los anticonceptivos hormonales combinados ofrece otras ventajas, tales como mantener regulares a los ciclos menstruales y ayudar a tratar el acné y los quistes del ovario. Por otro lado, también controlan los sangrados menstruales fuertes y disminuyen el dolor de los cólicos menstruales.

Si usted no necesita un método para controlar la natalidad o prefiere no usar anticonceptivos, el parche de estrógeno es otra alternativa. El parche ayuda a evitar las migrañas menstruales porque se aplica en la piel entre cinco y siete días antes del ciclo menstrual, continuándolo durante el primer o segundo día de la menstruación.

A pesar de la vinculación anteriormente hecha entre los anticonceptivos hormonales y el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, las nuevas fórmulas con dosis más bajas parecen conllevar un riesgo menor. El hecho de sufrir migrañas puede elevar el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, especialmente si se trata de las migrañas con aura. Otros factores de riesgo para un accidente cerebrovascular son la edad, la obesidad, el tabaquismo, la hipertensión y el colesterol alto. Dichos factores deben evaluarse atentamente en toda mujer que considere usar anticonceptivos hormonales combinados por cualquier razón.

Tomar anticonceptivos hormonales combinados para reducir al mínimo el descenso en los niveles de estrógeno durante el ciclo menstrual puede ser una manera eficaz de prevenir las migrañas menstruales. Si piensa usar estos anticonceptivos, tome en cuenta su necesidad de anticoncepción, las demás ventajas aparte de la anticoncepción, los factores de riesgo para sufrir un accidente cerebrovascular y su preferencia personal. Con todas esas consideraciones en mente, usted y el proveedor de atención médica podrán formular un plan para tratar las migrañas.

Para más información de la Mayo Clinic haz clic en el logotipo:

Copyright © 2012 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados.

Imágen © iStockphoto.com / Marcela Barsse

 

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.