Comparte este artículo:

No llama la atención que la obesidad encabece los titulares de las noticias y las investigaciones, pues ya está comprobado que afecta de manera negativa a la salud. Un estudio nuevo describe que los adultos obesos en Estados Unidos mueren en promedio cuatro años antes que los que tienen un peso normal y saludable.

Estoy segura de que ya habrás oído hablar de la epidemia de obesidad que existe en el mundo. En varios países, como Estados Unidos y México, esto ha causado alarma y ha hecho que se hagan campañas para tomar consciencia acerca de la importancia de alimentarse sanamente y hacer ejercicio con el objeto de lograr y mantener un peso sano.

Más allá de las cuestiones cosméticas y estéticas, la obesidad causa muchos problemas de salud. Riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, y cáncer del colon, entre otras. Sin duda, estas condiciones incluso pueden llevar a la muerte.

Un estudio nuevo habla concretamente de que los adultos obesos en Estados Unidos mueren en promedio cuatro años antes que aquellos que tienen un peso saludable y que los obesos en edad mediana enfrentan el riesgo más alto de muerte temprana.

Para llegar a estas conclusiones, los autores del estudio, unos investigadores de la Universidad de Nueva York, recolectaron datos de una encuesta realizada por una agencia de salud de los Estados Unidos (U.S National Health and Nutrition Examination) entre 1988 y 1994, así como de las estadísticas nacionales de muerte hasta el año 2006.

En concreto, encontraron que la obesidad estaba relacionada con un aumento mínimo en el riesgo de muerte por problemas del corazón y otras causas del 20 por ciento. En promedio, los adultos con sobrepeso murieron 3.7 años antes por cualquier causa y 1.7 años antes de alguna enfermedad cardiovascular en comparación con los adultos con peso saludable.

Algo que se destacó es que el riesgo pareció ser más alto en adultos entre los 45 y los 64 años, ya que murieron 7.1 años antes debido a cualquier causa y hasta 12.8 años antes de enfermedades cardiovasculares en comparación con sus pares de peso normal.

Aunque estos resultados no sorprendieron a los expertos, ellos afirman que es importante entender que además de las enfermedades que conlleva la obesidad, estar pasado de peso tiene un impacto directo en la expectativa de vida.

Además, los especialistas en nutrición del hospital Mount Sinai de Nueva York dijeron que el impacto de la epidemia de obesidad en los Estados Unidos puede ser aún mayor en el futuro.

¿La razón? El aumento de los casos de obesidad en los niños y los adolescentes. Esto sin duda es un indicador importante de que hay que tomar medidas drásticas para prevenir que la obesidad siga en aumento y es necesario educar a los jóvenes sobre las consecuencias de tener un peso excesivo. De esta manera, se puede proteger a los jóvenes a medida que envejecen y podrán aumentar su expectativa de vida.

Recuerda que un factor primordial para tener una vida saludable es llevar una alimentación sana y balanceada. Las frutas y las verduras deben encabezar la lista de tus comidas preferidas y así ya llevarás más del 50 por ciento de la batalla ganada. El otro componente para tener un peso saludable es sin duda alguna, el ejercicio.

Por eso, no te quedes en el sofá comiendo pizza, levántate para tener una vida activa y come alimentos frescos y nutritivos. De lo contrario, más que tu salud, estás poniendo en riesgo quizás tus mejores años de vida.

Imagen © Thinkstock / moodboard

Comentarios