Comparte este artículo:

 

Los huesos sanos son parte indispensable de una salud integral. Pero con el paso del tiempo, los huesos pueden deteriorarse, especialmente en las mujeres, con una enfermedad llamada osteoporosis. Si bien afecta más a las mujeres, no quiere decir que los hombres se escapen de ella. En Vida y Salud te informamos acerca de esta condición que afecta la salud de los huesos.

Un enemigo silencioso

Las mujeres saben que con el paso del tiempo, es cada vez más común encontrar por el camino enemigos silenciosos, es decir todas aquellas enfermedades que no dan síntomas y que, de un momento a otro, atacan por la espalda. Ese es el caso de la osteoporosis, una enfermedad que afecta a los huesos debido a la descalcificación de los mismos. La descalcificación se refiere al bajo nivel de calcio en los huesos. No avisa antes de llegar y, cuando llega, ocasiona problemas importantes. Generalmente la persona sabe que tiene osteoporosis cuando le aparece una fractura (se le rompe un hueso), típicamente en la cadera, la muñeca o una o varias vértebras de la columna.

La llegada de la osteoporosis

La única forma de identificar esta enfermedad es a través de la densitometría; un examen que mide la masa ósea.  Cuando tus huesos no están fuertes debido a la falta de calcio, vitamina D y otros minerales aparece la osteoporosis. A partir de los 50 años, los riesgos de que aparezca esta enfermedad son aún mayores. Sin embargo, esto no quiere decir que la enfermedad se inicie a esta edad. Básicamente, los hábitos saludables y la dieta que hayas tenido desde niña son factores determinantes a la hora de fortalecer los huesos y prevenir la osteoporosis. Y puede haber otros factores, como los antecedentes familiares (si tu mamá o tu abuela sufrieron de osteoporosis), si padeces de la tiroides o de la paratiroides, si fumas, etc. que pueden aumentar tu riesgo de desarrollar osteoporosis, no sólo es la edad.

¿Cómo puedes prevenir la osteoporosis?

Siempre se ha hablado de la importancia del calcio y la vitamina D en la formación de los huesos. Es por eso que las mamás insisten tanto en que consumas leche, yogurt, queso y todos los productos lácteos. No basta con consumir estos productos ricos en calcio y vitamina D sólo en la adultez. La prevención de la osteoporosis debe comenzar desde el momento mismo del nacimiento y la temprana infancia y mantenerlos durante toda la vida. Lo ideal es obtenerlos de los alimentos, si no es suficiente tu médico puede indicarte si necesitas tomar suplementos.

Algunas medidas que puedes tomar para prevenir la osteoporosis incluyen:

  1. Mantente activa, dile adiós al sedentarismo. La actividad física es una gran amiga a la hora de fijar el calcio en los huesos y de fortalecerlos. Por eso, haz ejercicio regularmente.
  2. Conserva hábitos saludables. Asegúrate de llevar una dieta saludable y evita el cigarrillo y el alcohol.
  3. Sigue las indicaciones de tu médico en cuanto al consumo de calcio y vitamina D.
  4. Mantén una buena postura corporal al caminar, al sentarte, al hacer ejercicio e inclusive a la hora de dormir.
  5. Evita las situaciones que te generen riesgos de posibles caídas. Ten cuidado con las escaleras, los escalones, los pisos húmedos y cualquier objeto que pueda hacerte perder el equilibro o que represente un obstáculo.

Nunca es tarde para combatir a los enemigos silenciosos. Procura prevenir la osteoporosis y ayuda a tus hijas a hacerlo desde pequeñas.  El tener huesos sanos es indispensable para poder moverte, para mantenerte independiente y disfrutar de tu vida.

© iStockphoto.com / DNY59

Comentarios