Comparte este artículo:

7 tips para evitar la tentación

Junto con la temporada de fiestas llegan mil y una oportunidades para brindar y celebrar… motivo de alegría para muchos, pero el consumo de alcohol puede representar un gran reto para los que sufren algún trastorno relacionado con la bebida.  Un reto que, sin embargo, puede superarse con un plan adecuado.  Sigue leyendo para que puedas irte de fiesta sin miedo a caer en excesos.

Un brindis por el año Nuevo, un trago en la fiesta de la oficina, vino en la cena de Nochebuena o en casa de tus mejores amigos… ¿Qué hay de malo en ello? Nada… para los que pueden limitarse cuando se trata del consumo de bebida alcohólicas.  Pero para los que pierden fácilmente la cuenta frente al bar, la presencia casi obligada de las bebidas durante las fiestas deja de ser un placer para convertirse en un reto difícil de superar.

Se calcula que, solamente en los Estados Unidos, alrededor de 18 millones de personas sufren algún tipo de trastorno relacionado con el alcohol. Según el doctor Eric Collins, psiquiatra especializado en adicciones y médico en jefe en el Silver Hill Hospital en New Canaan, Connecticut, para estas personas (ya sean las desafortunadamente alcohólicas, las que abusan del alcohol o caen en la bebida por atracón (binge drinking), los días festivos que se avecinan representan una temporada difícil.

Según indican los Institutos Nacionales de Salud:

  • Los alcohólicos son dependientes física y emocionalmente del alcohol, experimentan una necesidad intensa de beber, cada vez en mayor cantidad para sentir el mismo efecto, y una vez que comienzan a beber, pierden el control y no saben cuándo parar.
  • Los que abusan del alcohol, aunque todavía no tienen una dependencia física, sí tienen en sus manos un gran problema ya que el exceso del alcohol les crea dificultades en el área personal, familiar o laboral.
  • Los que beben por atracón (binge drinking), por otro lado, se definen como los que beben alrededor de cinco o más tragos en dos horas, en el caso de los hombres, o cuatro o más en el mismo tiempo, en el caso de las mujeres.

Es importante recordar que el exceso del alcohol es peligroso. Cuando se bebe demasiado, con el tiempo aumenta el riesgo de desarrollar cáncer y puede causar daño a órganos importantes, como el hígado. Además, el alcohol, puede causar interacciones peligrosas si se toma junto algunos medicamentos,  y puede poner en riesgo la vida de la persona que bebe si ésta conduce embriagada y de otras personas inocentes que estén en su camino o en su auto.

¿Qué opciones tienen estas personas durante la temporada de las fiestas? El doctor Collins sugiere elaborar de antemano un plan de acción en el que incluye las siguientes recomendaciones:

1.  En lugar de aislarse para evitar tentaciones, buscar la compañía de familiares y amistades, pues el aislamiento y la soledad pueden causar depresión y tristeza, lo que impulsa a beber.

2.  Ser selectivos a la hora de seleccionar las fiestas a las que se acude. Es más fácil dominar el impulso de beber si en el grupo hay un amigo que sirva de apoyo, o personas que en general beben con moderación.

3.  En caso de perder el control, recordar las razones por las que no se debe extralimitar (mantener la paz familiar, el trabajo y la salud, por ejemplo).

4.  Traer consigo una bebida no alcohólica a la celebración.

5.  Mantener (o incluso aumentar) las visitas a los grupos de apoyo (como Alcohólicos Anónimos).

6.  Tratar de enfocarse en actividades divertidas que ayuden a desviar la atención del alcohol.

7.  Dormir adecuadamente y hacer ejercicio para mantener un buen nivel de energía y disminuir el estrés.

Todos debemos aprender a beber responsablemente en todo momento, especialmente durante las fiestas. Si notas que has bebido demasiado, no conduzcas y pide a un amigo que te lleve a casa o pide un taxi.  De igual forma, si notas que un familiar o un amigo ha bebido excesivamente, no permitas que se marche en ese estado.  Ofrécele que permanezca en tu casa esa noche o hasta que se recupere. Así podrás celebrar sin tener que lamentar.  Mi recomendación es que si tienes algún trastorno relacionado con el alcohol, busques ayuda profesional para proteger tu salud y tu calidad de vida.

Imagen © Thinkstock / ron sumners

Comentarios