Cuando era chiquita, todos los años mis papás me subían al automóvil en pijamas y me llevaban a ver las decoraciones de fin de año por el Paseo de la Reforma y en la Alameda Central de la Ciudad de México. ¡La ciudad estaba vestida de luces! Pero hay ciertas luces que no quieres ver esta noche: las de una ambulancia o de una patrulla. 

¡No comiences el año nuevo en el hospital o en la cárcel!

Entonado, “happy”, prendido, alegre, chapeto… en cada país lo llamamos de forma diferente, pero al fin de cuentas es lo mismo: tomarse algunos tragos hasta sentirse ligeramente “alicorado” pero sin llegar a estar totalmente embriagado.

Muchos conductores creen que estar en este estado no les impide conducir. Pero lamentablemente si lo hace. Con el primer trago (aunque “sólo” sea una cerveza) tu cuerpo empieza a relajarse y tu estado de ánimo a cambiar. Como consecuencia tu estado de alerta disminuye y es probable que tengas dificultades para hacer dos cosas a la misma vez (conducir y leer las señales de tránsito) o para ver bien. Y en la medida en que tomas más alcohol, se empiezan a afectar cada vez más tus reflejos, hasta que tienes problemas de coordinación, para respetar las señales de tránsito, para maniobrar el volante o incluso para mantenerte en el mismo carril.

No vale la pena ponerte en riesgo por un par de copas. Muchas personas que salen de fiesta, no planean conscientemente regresar a casa conduciendo en estado de embriaguez. Pero seamos sinceros… en la emoción de la noche es muy fácil acceder a probar el primer trago y de ahí en adelante será difícil decir que no.

Si piensas salir de fiesta, planea primero y elige una de estas dos opciones:

No tomes cuando vayas a manejar, o no manejes cuando vayas a tomar.

Hay muchas otras opciones como designar un “conductor elegido” que no pruebe el alcohol esa noche, quedarte a dormir en el lugar de la fiesta o regresarte en taxi o Uber.

De ese modo puedes disfrutar de la fiesta como quieres y regresar a casa sano y salvo sin poner tu vida ni la de otros en riesgo. Para que empieces el año nuevo con mucha vida y ¡salud!

 

Imagen © iStock / Daniel Barnes

Comentarios