Comparte este artículo:

© iStockphoto.com / Juanmonino

La cirugía plástica no es un tema ajeno entre los adolescentes. Tal como los mayores, los jóvenes buscan esta alternativa cuando no se sienten cómodos con su apariencia física. En Vida y Salud te contamos más sobre el tema de la cirugía estética entre los adolescentes. Infórmate bien antes de tomar una decisión tan importante.

No te sorprenda que en lugar de una fiesta, tu hija adolescente te pida una cirugía plástica como regalo por su cumpleaños número 15 o “Quinceañera”. Es el caso de Julia, una chica a quien sus orejas nunca le han gustado. Son grandes y eso le ha valido más de una burla en la escuela y hasta el apodo de “Dumbo”. Por eso, cuando su papá le propuso hacer una fiesta para celebrar sus quince años, Julia respondió decidida que prefería operarse las orejas. Y así fue. No hubo fiesta, pero Julia ahora está disfrutando de su nueva apariencia y quienes se burlaron de ella, ya no tienen de qué reírse.

Pero la decisión de los padres de Julia no fue fácil. La verdad es que una cirugía estética en los adolescentes, es un tema para analizar con lupa. Sobretodo porque durante los años de la adolescencia, el cuerpo todavía está en proceso de desarrollo y una decisión de ese tipo cuando el cuerpo aún no ha terminado de desarrollarse, puede resultar en arrepentimiento posteriormente.

Por ejemplo, se sabe que las mujeres tienden a aumentar de peso entre los 18 y los 21 años, lo cual puede significar que para entonces ya no tengan deseos de hacerse una cirugía de aumento de los senos porque les crecieron más, o al contrario, si se hicieron una liposucción antes de esa edad, puede que aumenten de peso y la cirugía estética haya sido inútil.

Las cirugías más populares entre los adolescentes son:

  • Rinoplastia o cirugía para corregir la nariz. En este caso, es necesario que la cirugía se haga una vez que la nariz haya dejado de crecer, es decir a los 15 o 16 años en las mujeres y a los 16 o 17 en los hombres.
  • Liposucción: remover grasa de ciertas áreas del cuerpo. Como mencioné anteriormente, es preferible hacerla después de los 21 años, porque de los 15 a los 21 por lo general, hay un aumento de peso en las mujeres.
  • Aumento o reducción de senos: ya sea que te sientas avergonzada por tener senos pequeños o al contrario, por tenerlos muy grandes, puedes beneficiarte de esta cirugía a partir de los 16 años.
  • Otoplastia: cirugía para corregir las orejas grandes. Esta cirugía puede hacerse desde los 8 años de edad, que es cuando el cartílago ha alcanzado su máximo tamaño.
  • Cirugía para aumentar o reducir el mentón: puede hacerse también durante la adolescencia.
  • Cirugía para corregir la asimetría de los senos: a veces sucede que un seno es significativamente más grande que el otro y esto puede corregirse mediante cirugía plástica.

¿Cuáles son las razones por las que un adolescente quiere operarse?

La mayoría de los adolescentes buscan hacerse una cirugía plástica porque quieren verse mejor y elevar su autoestima. Pero es necesario que si tu hijo(a) adolescente está considerando este tipo de cirugía lo esté haciendo por él o ella misma y no por satisfacer los deseos de nadie más. No es un secreto que durante esta etapa existe mucha presión por parte de los amigos o los novios, e incluso, que muchos adolescentes quieren parecerse a personas famosas basados en la creencia (falsa, en mi concepto) de que el ser físicamente “guapos(as)” les abre más puertas.

Es importante también que los adolescentes estén preparados emocionalmente para las consecuencias de una cirugía estética y que además estén conscientes de los riesgos. Puede ser que la cirugía no cumpla con sus expectativas y es necesario enfrentar esto. Además, como cualquier otro procedimiento quirúrgico, una cirugía plástica tiene riesgos de infección y de otras complicaciones. Por eso, lo mejor es elegir a un médico que tenga las credenciales y la experiencia en este tipo de operaciones. Su profesionalismo es indispensable para que la cirugía y la recuperación sean un éxito.

Si aún no has decidido si la cirugía plástica es para ti, o si tienes tus dudas al respecto, es importante que analices los siguientes puntos:

  • La cirugía plástica no va a resolver tus problemas de autoestima ni va a hacer que todo el mundo te quiera.
  • La apariencia física no lo es todo en la vida. Aunque ayuda, sobretodo en esta época en la que la belleza física es tan importante, lo mejor es que aprendas a crecer interiormente y a cultivar tus cualidades para ser una buena persona.
  • Si hay alguien que dice que es tu amigo(a) y te juzga todo el tiempo por tu apariencia física, tal vez su amistad no es verdadera.
  • Recuerda que la cirugía puede tener complicaciones y que el resultado puede no cumplir con tus expectativas.
  • Habla con tu familia, infórmate y toma una decisión inteligente. Puede ser que luego de analizar todas las ventajas y desventajas, decidas que la cirugía plástica no es para ti.
Comentarios