Comparte este artículo:

ESTIMADA MAYO CLINIC:

Mi hija de siete años tiene todos los síntomas de las alergias: ojos acuosos, goteo de la nariz y estornudos.  ¿Puedo administrarle un antialérgico de venta libre sin peligro, o debo primero acudir al médico con ella?

RESPUESTA del Dr. James Li, Enfermedades Alérgicas, Mayo Clinic de Rochester en Minnesota, Estados Unidos:

Si los síntomas de alergia son leves, se puede administrar un antihistamínico de venta libre a un niño sin peligro.  Intente con uno de los antihistamínicos y si los síntomas de su hija desaparecen, posiblemente eso sea todo lo que ella necesita.  No obstante, si los síntomas no desaparecieran, consulte con el médico de cabecera o con un especialista en alergias antes de administrarle ningún otro medicamento.

Las alergias son comunes, sobre todo en los niños.  Algunas investigaciones plantean que hasta 15 o 20 por ciento de la población podría padecer de muchas alergias.  Debido a que la mayoría de niños pasa mucho tiempo afuera, la exposición que tienen al moho y polen del exterior también es mayor que en los adultos, lo que desencadena más síntomas de alergia.  Además, a los niños generalmente les gusta jugar con las mascotas, como gatos y perros, lo que los expone a contacto estrecho con la caspa de estos animales, que es otra sustancia alérgica común (alérgeno).

En respuesta a la presencia de un alérgeno en el ambiente, como el polen o la caspa de las mascotas, el cuerpo podría producir histamina que ocasiona estornudos, comezón, goteo de la nariz y ojos acuosos.  En algunas personas, las alergias también podrían taponar las vías respiratorias de los pulmones, dificultando la respiración.  Los antihistamínicos disminuyen los síntomas alérgicos de goteo nasal y ojos acuosos porque bloquean el efecto de la histamina.

Entre las pastillas de antihistamínico de venta libre para niños de 7 años están la fexofenadina (Allegra), la loratadina (Claritin) y la cetirizina (Zyrtec).  Estos medicamentos normalmente no producen somnolencia y conllevan bajo riesgo de efectos secundarios.  Es importante tomar la dosis correcta, así que lea atentamente la etiqueta para saber la cantidad que debe administrarle a su hija.

Por otro lado, verifique que el medicamento contenga solamente un antihistamínico y no esté combinado con un descongestionante.  Los descongestionantes orales podrían ayudar en algunas circunstancias específicas, pero generalmente no se recomiendan para uso prolongado porque contienen un estimulante leve que podría ocasionar dolores de cabeza y problemas para dormir, especialmente en los niños.

Si el antihistamínico oral alivia los síntomas de su hija sin efectos secundarios, y si ella solo necesita el medicamento a veces, posiblemente no sea necesario que acuda al médico.  Sin embargo, si el problema continuara, entonces lo adecuado sería investigar un poco el asunto.

Cuando los síntomas alérgicos no desaparecen con los antihistamínicos orales, es posible que dichos síntomas no se deban a ninguna otra cosa, sino que requieran otro tipo de tratamiento para las alergias.  Los medicamentos de venta bajo receta médica podrían funcionar mejor que los antialérgicos de venta libre.  El médico de cabecera o un especialista en alergias puede realizar pruebas en su hija para identificar sus alergias, lo que puede ayudar a determinar las mejores alternativas de tratamiento y a evitar los alérgenos que ocasionan el problema.  Si las pruebas mostraran, por ejemplo, que su hija es alérgica al polen de los árboles o de la ambrosía, a los gatos, a los ácaros o al moho, entonces el médico puede informarle cómo disminuir la exposición a esos alérgicos específicos.

Otra consideración es que los síntomas de su hija podrían no asociarse a ninguna alergia.  Es decir, si ella tuviese congestión nasal durante todo el año, en lugar de solamente durante ciertas estaciones, o si pareciera que las vías respiratorias se encuentran obstruidas solo en un lado, eso podría señalar un problema sinusal, pólipos nasales o desviación del tabique.

Un medicamento de venta libre para las alergias que contenga solo un antihistamínico es un primer paso razonable para intentar controlar los síntomas de su hija.  Si eso no la aliviara lo suficiente, acuda al médico porque existen tratamientos eficaces para las alergias.  Si la afección de la niña no se vinculara a una alergia, el médico puede ayudar a diagnosticar el problema subyacente y crear un plan de tratamiento adecuado para la situación.

Para más información de la Mayo Clinic haz clic en el logotipo:

Copyright © 2011 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados.

Imágen © iStockphoto.com / Isabel Massé

Comentarios