Comparte este artículo:

Por Jorge Goldberg,  MD  FACG

Con mucha frecuencia los bebés tienen cólicos. Recientemente se encontró que  el darles una dosis de probióticos, como  el Lactobacillus reiteri,  podría reducir  y mejorar los síntomas de los cólicos infantiles. En Vida y Salud te informamos acerca de los probióticos, dónde se encuentran y los cólicos en los bebés.

Los probióticos son microorganismos vivos que se agregan a un alimento, permaneciendo activos en el intestino y ejerciendo efectos importantes en su funcionamiento. Tomados en cantidades suficientes tienen efectos muy beneficiosos, como ayudar al equilibrio de la flora intestinal. No son dañinos, excepto en los casos en que se dan a individuos que tienen inmunodeficiencias.

Entre los alimentos que contienen esta clase de microorganismos y que por tanto son probióticos están: los yogurt frescos, otras leches fermentadas, el kéfir, el jocoque, algunos jugos y bebidas con soya. Algunos alimentos ya contienen los probióticos y a algunos se les agrega durante su preparación.

Existen diversas formas farmacéuticas de algunos probióticos. Por ejemplo: los hay en forma de píldoras, cápsulas o polvos, aunque la principal vía de administración es a través de los alimentos probióticos, y las bacterias más usadas y estudiadas son bacterias lácticas y los microorganismos ligados a los productos lácteos.

De todas maneras sólo algunas especies de bacterias lácticas y otras que no lo son entran en la categoría de probióticos, dado que entre otras exigencias el microorganismo debe permanecer  vivo y con un número importante para sobrevivir las barreras que le opone el sistema digestivo.

Los dos grupos principales los son los Lactobacillus y los Bifidobacterium. Dentro de estas especies están algunas cepas de Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus casei, Lactobacillus rhamnosus, Bifidobacterium bifidus, Bifidobacterium longum, etc.

Los probióticos son similares a los microorganismos que se encuentran en el intestino humano. También se les conoce como “bacterias amigables¨ o “bacterias buenas”.

La mejor definición de los probióticos es que son organismos vivos que cuando se ingieren en cantidades correctas tienen un beneficio en la salud de la persona.

La mayoría de los probióticos son bacterias similares a las que se encuentran en el intestino de la gente, en especial en los bebés que son amamantados. En los últimos años cada vez se usan e ingieren mas probióticos.

Para mantener una buena salud es importante el balance del cuerpo y los microorganismos. Las “bacterias amigables”  son importantes para el desarrollo del  sistema inmune y para la protección contra los organismos que causan enfermedades.

Algunas persona usan los probióticos después de haber usado antibióticos, para tratar una enfermedad, en especial después de enfermedades intestinales como diarreas, enfermedades inflamatorias del intestino, e infecciones de la piel.

El Centro Nacional para Medicina Alternativa y Complementaria reporta que hay beneficios de usar los probióticos para tratar la diarrea, prevenir infecciones urinarias, tratar el síndrome de intestino irritable, disminuir la duración de la infección por Clostridium difficile, por Helicobacter pylori  y en algunos casos de dermatitis en los niños. Pero no queda claro que tanto curan las enfermedades o si se trata de un efecto placebo.

Se necesita más información para saber si los probióticos son seguros en todos los niños pequeños, en los ancianos y en gente con enfermedades del sistema inmune. Y unos estudios recientes parecen concluir que ayudan a disminuir los cólicos en los bebés.

Los efectos secundarios de los probióticos son menores y generalmente son gases e inflamación abdominal.

Te recuerdo que es importante que consultes a tu médico antes de tomar probióticos.

 

Imágen © iStockphoto.com / Nuno Silva

Comentarios