Comparte este artículo:

¿Fumas en casa y cerca de tus hijos/as? ¿Acaso no sabes que el cigarrillo no sólo es perjudicial para ti sino para quienes te rodean? Más aún si se trata de los niños que están creciendo. Si no lo crees, te cuento que existen estudios recientes que han probado que, entre otras cosas, los niños que son fumadores pasivos en sus hogares, tienen más riesgos de tener presión alta. Entérate de más detalles y evita exponer a tus hijos al tabaco.

Como todos los niños, Andrés investiga cada objeto que encuentra, toca, pregunta, mira. Pone cara de asco cuando huele el humo del cigarrillo, pero le resultan muy atractivos esos rollitos blancos que Carla, su mamá siempre tiene que quitarle de las manos cuando los saca del cenicero para que no juegue con ellos. O que simplemente el trata de tocar cuando ella lo tiene en la mano.

Hace muchos años que Carla fuma, había logrado abandonar el hábito durante los meses de embarazo pero lo retomó poco tiempo después del nacimiento de Andrés, y ya nunca intentó volver a dejarlo. Sabe que no es saludable y está convencida de que le aconsejará a su hijo que no siga su ejemplo cuando crezca. Lo que Carla no sabe es que aún ahora, los efectos nocivos del tabaco le están afectando a Andrés, tanto como si él mismo estuviera fumando.

Este es un error que suelen cometer los padres (y los fumadores en general), que no toman conciencia real de los problemas de salud que tienen los llamados “fumadores pasivos”, que están expuestos al humo del cigarrillo sin ser fumadores, más aún cuando se trata de los niños. Es lo que se conoce también como humo de segunda mano.

Aunque nos afecta a todos, como los niños están en edad de crecimiento, son más vulnerables a ciertos factores, por eso es tan importante su alimentación, por ejemplo, y los otros cuidados que tienen que ver con mantener una buena calidad de vida en general. Así, el tabaco no está exento. Existen muchos estudios que han comprobado lo dañino que es el humo del cigarrillo para todos y especialmente para los niños que están expuestos a él aunque sea de forma pasiva.

En este estudio, un grupo de investigadores de la Universidad de Heidelberg en Alemania encontró que los niños de 4 a 6 años cuyos padres (ya sea uno de ellos o ambos) son fumadores tienen más riesgos de desarrollar presión alta (hipertensión) durante su niñez, situación que por lo general se extiende o se repite cuando estos niños se convierten en personas adultas.

Al parecer, es el humo de las madres fumadoras el que más les afecta a los niños. Los investigadores dicen que esto puede deberse a que la madre pasa más tiempo en la casa con ellos; mientras que los padres pasan más tiempo en el trabajo.

Pero ¿qué significa que los niños tengan hipertensión? significa que la presión que ejerce la sangre cuando recorre los vasos sanguíneos es más elevada de lo esperado, lo que aumenta el riesgo de que sufran infartos y de que tengan problemas del corazón en el futuro.

¿Quieres que tu hijo/a tenga estos problemas de salud? Piénsalo: es mejor apagar el cigarrillo y protegerlo/a desde ahora.

Además, hay otros factores que pueden causarles alta presión (hipertensión) a los niños. Entre ellos, por ejemplo, ciertas características físicas como índice de masa corporal, sexo y riesgos prenatales:

  • Los niños y niñas obesos tienen más riesgos de sufrir hipertensión.
  • Las niñas tienden a tener presión más baja que los niños.
  • Quienes hayan nacido antes de término (niños prematuros) o con bajo peso al nacimiento tienden a tener presión más alta que quienes nacen a término.
  • También pueden tener presión alta los niños y las niñas cuyas mamás hayan fumado durante el embarazo. (Recuerda que esto es muy dañino y debes evitarlo ¡a toda costa!)

Si estas fumando mientras lees este artículo, he aquí un motivo más para apagar tu cigarrillo y para dejar de fumar. Si necesitas ayuda, tu médico te puede ayudar. Aquí en VidaySalud hemos dado algunos consejos.

La próxima vez que tú o tu pareja quieran fumar, recuerda que este hábito no sólo perjudica al fumador sino también a los niños con quien vives y compartes tu casa y tu espacio. ¿No te parece contradictorio que por un lado los cuides tanto y te preocupes porque no se lastimen y no se enfermen y que, al mismo tiempo, sean ustedes, sus mismos padres quienes los exponen a un problema que puede perjudicarlos de por vida?

Imágen © iStockphoto.com / Milos Luzanin

 

Comentarios