Comparte este artículo:

Los resfriados y la gripe son uno de los motivos más importantes por los cuales se falta a clases, lo que este año ya ha ocasionado un gran impacto en las escuelas y los estudiantes. De hecho, al comienzo de la temporada de gripe del 2009, más de 65.000 estudiantes en estados unidos faltaron a clases debido a la gripe H1N1 y ya se habían cerrado temporalmente 600 escuelas por un brote del virus.

Mientras los adolescentes están ocupados con sus tareas escolares, los deportes, la final de los partidos de fútbol americano y las actualizaciones de las páginas de Facebook, lo último que quieren pensar es en perderse algo por estar enfermos. La agitada vida de los adolescentes con frecuencia se traduce en que no comen bien, no duermen lo suficiente o no hacen ejercicio para que su organismo en crecimiento les ayude a combatir los efectos de la gripe estacional y de la gripe H1N1.

Hay muchas formas en que los maestros y las familias pueden ayudar a “eliminar” los virus de la gripe para que los adolescentes puedan disfrutar de las actividades que más les interesan. La vacunación es el primer paso y el más importante para la prevención de la gripe estacional y de la gripe H1N1. Sin embargo, tomar medidas sencillas también los ayudará a no propagar el virus de la gripe:

  • Después de “chocar los cinco”, lávate las manos: Lávate las manos con agua tibia y jabón por lo menos durante 20 segundos después de cualquier actividad que involucre a otras personas (deportes, ejercicios o bailes en la escuela) o después de estar en contacto con superficies que se tocan con frecuencia.
  • Desinfección básica: Es importante desinfectar, de acuerdo a las instrucciones del producto, las superficies que se tocan con frecuencia en el salón de clases y el hogar, además de los espacios o artículos compartidos como escritorios, teléfonos móviles e interruptores de luz.
  • Comparte la información… no el estornudo: Tose y estornuda en la parte interna de tu codo, en vez de utilizar las manos, para prevenir la propagación de los microbios por medio del tacto.
  • El maestro de Educación para la Salud tiene razón: Come bien (especialmente alimentos ricos en vitamina C), haz ejercicio, abrígate si hace frío y duerme lo necesario para que tu organismo pueda combatir los efectos de la gripe estacional y de la gripe H1N1.

Recuerda: enfermarse es terrible. Ayuda a tu hijo para que no se pierda los momentos importantes de su vida.

Comentarios