Comparte este artículo:

También se transmite a través del sexo oral

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) altamente contagiosa y muy común. En particular, y de acuerdo a un estudio reciente, los jóvenes actualmente presentan un riesgo más alto de contraerlo debido a que no tienen suficientes defensas para protegerse de la cepa del virus VHS-1, responsable del aumento de los casos recientes de herpes. Sigue leyendo para que te enteres y tomes las precauciones necesarias para evitar contagiarte con herpes genital.

Si llevas una vida sexual activa, el mandamiento número uno es que debes tener sexo seguro. Eso significa, que en lo posible, mantengas una relación monógama (con una sola persona que sólo este contigo) que no tenga ninguna enfermedad de transmisión sexual (ETS) o que en su defecto, siempre uses un condón cuando tengas relaciones sexuales sin excepción.

El condón y las relaciones seguras te protegen de las ETS, aunque el herpes genital puede contagiarse incluso cuando se usan condones. El herpes genital se transmite cuando se tienen relaciones sexuales con alguien que está infectado por el virus del herpes simple tipo 1 o tipo 2 (VHS-1 y VHS-2).

Un estudio reciente revela que el herpes, que ya es una enfermedad común en los Estados Unidos, se está presentando con más frecuencia en los adolescentes. Esto se debe a que los jóvenes no cuentan con las defensas necesarias en su sistema inmunológico.

Las razones de acuerdo a los expertos, es que menos adolescentes se han expuesto al virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1) que causa herpes en los labios durante su niñez. En la actualidad, el VHS-1 es la cepa predominante de herpes responsable de la mayoría de las infecciones genitales, y si los adolescentes no crearon inmunidad contra ella en su infancia, podrían ser más vulnerables de adquirir herpes genital al inicio de su vida sexual.

Existen ocho tipos diferentes de herpes, pero los responsables de la infección del herpes, que dura toda la vida,  son el VHS-1 y el VHS-2. El primero, como mencioné anteriormente,  se contrae en la niñez mediante contacto con la piel de algún adulto infectado, mientras que el segundo se contagia con frecuencia durante el acto sexual.

Entonces ¿qué ha hecho que ahora sea el VHS-1 el responsable de los contagios del herpes? Ya las investigaciones han hablado de que este tipo de cepa poco a poco se está convirtiendo en la causante principal de herpes genital en los países industrializados (casi un 60 por ciento). Quizás se deba al aumento del sexo oral entre los jóvenes, ya que el virus del herpes se transmite fácilmente de la boca a los genitales.

Según el estudio publicado en la revista Journal of Infectious Diseases, cada año aumentan los casos de las personas infectadas con VHS-1 a través del sexo oral ya que no cuentan con suficientes anticuerpos para combatirlo.

Recuerda que el herpes genital se transmite con más frecuencia del hombre a la mujer, pues es menos probable que una mujer infecte a su compañero. Por eso, la infección es más común en las mujeres. Se estima que una de cada 5 mujeres entre los 14 y 49 años tiene herpes genital; mientras que uno de cada 9 hombres dentro del mismo rango de edad está infectado con esta ETS.

No olvides que el sexo oral también conlleva sus riesgos. Muchos adolescentes creen erróneamente que al no haber penetración están librándose de los riesgos de adquirir una ETS. Pero aunque te sorprenda, se han presentado casos de chicas que dicen ser vírgenes y aún así tienen una enfermedad de transmisión sexual. ¿Cómo sucedió? Porque han tenido sexo oral.

De ahí que sea necesario, en el caso de las mujeres, que practiquen sexo oral a su compañero (fellatio) siempre asegurándose de que él tenga puesto un condón.  Practicar sexo oral seguro en las mujeres (cunnilingus) es un poco más difícil. Algunas personas usan barreras dentales o plásticos que pueden ponerse sobre la vagina, pero la verdad es que la efectividad es muy limitada.

Por eso, la manera más efectiva de evitar el contagio contra las ETS como el herpes genital a través del sexo oral es asegurándote mediante exámenes médicos de que tu compañero o compañera no tienen herpes.

Si tienes dudas o necesitas más información al respecto, consulta con tu médico y también puedes leer los artículos sobre herpes genital que hemos publicado anteriormente en Vida y Salud.

 

Imagen © iStock / DRB Images LLC

Comentarios