Comparte este artículo:

Si tomas algún suplemento o complemento vitamínico o herbal diariamente y tienes pensado hacerte una cirugía plástica, debes decírselo a tu médico con anticipación. Un estudio reciente indica que tomar suplementos herbales y de origen animal puede poner en riesgo tu salud durante un procedimiento cosmético.

La mayoría de las personas hoy en día, toman algún tipo de suplemento. Ya sea un multivitamínico o algún suplemento herbal como la valeriana, el ginkgo, suplementos de aceite de pescado, etc. Estos son algunos ejemplos y está bien siempre y cuando hayas consultado con tu médico acerca de ellos. Pero debes tener cuidado si estás pensando en hacerte una cirugía plástica para eliminar las arrugas de la cara, para cambiar de nariz o para cualquier tipo de procedimiento.

Te preguntarás qué tiene que ver una cosa con la otra. En realidad, mucho. ¿Te has dado cuenta de que cuando visitas al médico para un chequeo siempre te preguntan si tomas algún medicamento o suplemento? Esto se debe a que todos tienen efectos en el cuerpo, además, algunos pueden tener efecto adversos cuando se mezclan entre sí, o cuando se va a practicar algún procedimiento quirúrgico.

Al respecto del uso de suplementos herbales y sus efectos en la cirugía plástica, se publicó un estudio recientemente en la revista Plastic and Reconstructive Surgery. Los hallazgos le preocupan a los médicos, pues se descubrió que cerca de la mitad de los pacientes toman suplementos herbales y de otros tipos antes de tener una cirugía plástica en la cara, particularmente. El problema es que muchos de estos suplementos pueden poner en riesgo a los pacientes durante la cirugía.

Los investigadores analizaron la lista de medicamentos proporcionada por 200 pacientes que estaban programados para una cirugía plástica facial y encontraron que el 49% de ellos tomaban al menos un suplemento. En total, tomaban 53 tipos diferentes de suplementos y el número promedio por paciente, fue de tres. Sin embargo, un caso en particular llamó la atención: un paciente tomaba 28 suplementos distintos.

Se encontró que las personas mayores y las mujeres tenían más predisposición a tomarlos. Entre los suplementos se encontraban los multivitamínicos, la vitamina D, calcio y vitamina B. El 22% de los pacientes tomaban suplementos de origen animal como el aceite de pescado y el 35% de los pacientes tomaban suplementos que se asocian con mayor riesgo de sangrado como aceite de semillas de linaza, ajo, selenio, vitamina E, mirtilio, aceite de pescado, bromelina y metilsulfonilmetano.

En cuanto a los suplementos herbales que pueden causar sangrado durante la cirugía se encontraron la equinácea, la efedra (ma huang), el ginkgo, el ginseng, el kava, la valeriana, la matricaria y el jengibre.

La recomendación general es que si te vas a someter a una cirugía estética (o a cualquier cirugía), dejes de tomar los suplemento entre dos a tres semanas antes del procedimiento, o como te lo indique tu médico. Por eso es necesario que seas honesto(a) cuando te reúnas con él o ella para considerar la posibilidad una cirugía plástica y le digas cuáles y cuántos suplementos tomas. Así no pondrás en riesgo tu salud.

 

Imagen © iStockphoto.com / Andrew Helwich

Comentarios