Comparte este artículo:

iStock_000029958542Small_IS_ImageSourceTradicionalmente, los hombres tienden a disfrutar comiendo sabroso y abundante. Sin embargo, algunos llegan a obsesionarse con la figura y desarrollan distintos trastornos alimenticios (alimentarios o de la nutrición), como bulimia o anorexia. Descubre lo que un estudio reciente ha encontrado al respecto, para estar prevenido y ayudar a algún amigo que pueda estar sufriendo de este problema.

La mayoría de las mujeres suele preocuparse por la figura y la dieta, a viva voz, aunque luego se cuiden más o menos en las comidas. Aun así, los trastornos alimenticios son recurrentes en ellas, en especial entre las jóvenes y las adolescentes. Por el contrario, los varones suelen destacarse por comer demasiado, incluso es habitual que se diga que las mujeres pueden “conquistarlos por el estómago”.

Sin embargo, los jóvenes de hoy ya no son como los de antes. Muchos de ellos se obsesionan con su figura o cómo lucen, y mientras algunos se encierran en el gimnasio, otros comienzan a tener trastornos alimenticios (desordenes de la alimentación), a comer mal, a destiempo, a dejar de comer y hasta a tomar drogas o sustancias en busca de mejorar su aspecto físico. ¡Sí señores: al igual que las mujeres, los hombres pueden tener anorexia, bulimia u otros trastornos de la nutrición!

Al respecto, un estudio reciente desarrollado por unos investigadores estadounidenses encontró que uno de cada 10 casos de los desórdenes de la nutrición le ocurre a un hombre y, en ellos, los problemas vinculados con la alimentación no sólo pueden ser los tradicionales (la bulimia y la anorexia), sino que además pueden involucrar el uso de medicinas y suplementos, y presentarse junto con depresión, borracheras y consumo de drogas.

Para llegar a estos resultados, que fueron publicados en la revista JAMA Pediatrics, los investigadores encuestaron cada tres años, entre 1999 y 2011, a más de 5,500 adolescentes que tenían entre 12 y 18 años de edad, para determinar cuáles eran las preocupaciones de los adolescentes con respecto a sus cuerpos, y si la existencia de algún desorden alimenticio se asociaba con comportamientos poco saludables, como el abuso de drogas y/o alcohol, en momento posteriores en la vida.

Al analizar los resultados, encontraron que, en detalle:

  • el 31 por ciento de los adolescentes tenía, en algún punto, atracones y purgas de comida.
  • el 9 por ciento de los encuestados afirmó estar muy preocupado por la musculatura de su cuerpo.
  • el 2 por ciento dijo estar preocupado por la musculatura y que, para mejorarla, había usado algún tipo de suplemento, derivado de alguna hormona del crecimiento o algún anabólico esteroide.
  • cuando el uso de tales sustancias se consideraba en los jóvenes de 16 a 22 años de edad, el porcentaje subía a 8 por ciento.
  • los varones que usaban sustancias para mejorar su musculatura, además, tenían más posibilidades de tener atracones con la bebida y a usar drogas.
  • el 6 por ciento de los encuestados dijo que, además de estar preocupado por la musculatura, también lo estaba por la delgadez.

Ahora ya lo sabes, los trastornos alimenticios afectan a millones de personas y entre ellas a muchos hombres. Aprende a reconocer los síntomas y busca asesoramiento (idealmente con un experto calificado), ya sea porque sientas que tú estás sufriendo alguno de los trastornos de la nutrición o para ayudar a algún ser querido.

Imagen © iStockphoto.com / IS ImageSource

Comentarios