Comparte este artículo:

Quizá sabes cómo están tu presión arterial, tu nivel de azúcar en la sangre y tu nivel de colesterol, pero ¿sabes cómo están los triglicéridos en tu sangre?, ¿sabes qué son?, ¿sabes que puede suceder si se elevan o que puedes hacer para bajarlos? Sigue leyendo para enterarte.

Si tu médico te dijo que tus triglicéridos estaban elevados, debes prestar atención. Y, si no sabes qué son los triglicéridos, también debes prestar atención. Seguramente cuando piensas en las grasa en la sangre lo primero que te viene a la mente es el colesterol. Quizá hasta hayas escuchado acerca del HDL (o la fracción buena del colesterol) y el LDL (o la fracción mala del colesterol. Se les conoce así por sus siglas en inglés. Pero algo igual de importante son los triglicéridos, ya que son un tipo de grasas que también circulan en la sangre y que si están elevados, aumentan tu riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular y pancreatitis (inflamación del páncreas que puede ser además de dolorosa, peligrosa).

Cuando comes, especialmente carbohidratos (azúcares), el cuerpo convierte esas calorías que no quemas en triglicéridos y luego los almacena en forma de grasa.

Los triglicéridos altos o hipertrigliceridemia se pueden asociar con la obesidad, con la diabetes o pueden ser parte del síndrome metabólico. Y/o pueden ser una señal de otra condición como de hipotiroidismo, de enfermedad del riñón, enfermedad del hígado, o un efecto secundario de alguna medicina, como del Tamoxifeno, por ejemplo.

Independientemente de qué aumente los triglicéridos, si están elevados, aumenta el riesgo cardiovascular y, si además si se tienen otros factores de riesgo, el peligro es mayor.

¿Cuáles son los niveles normales de los triglicéridos en la sangre?

De acuerdo a la Asociación Americana del Corazón:

  • Triglicéridos de menos de 100 mg/ dL son saludables
  • Triglicéridos de 150 a 199 mg/dL están en el límite alto
  • Triglicéridos de 200 a 499 mg/dL están altos
  • Triglicéridos de 500 mg/dL  o más están muy altos.

Obviamente que entre más altos estén tus triglicéridos, mayor es tu riesgo cardiovascular.

¿Cómo se pueden reducir los triglicéridos en la sangre?

Los resultados dependen del nivel que tengas al inicio, pero los cambios en el estilo de vida es el primer paso.

  • Evita los carbohidratos (azúcares) refinados. Me refiero a las sodas y refrescos azucaradas; al pan y al arroz blanco, etc. Elige en su lugar granos integrales.
  • Limita tu consumo de grasas saturadas (carnes rojas y lácteos enteros) y grasas trans (pastelitos y galletas procesados pre-empaquetados y comida frita en los restaurantes de comida rápida).
  • Procura perder peso si estás en sobrepeso y procura mantener un peso sano.
  • Haz ejercicio aeróbico regularmente.
  • Evita las bebidas alcohólicas.
  • Deja de fumar si fumas.
  • Come pescados con un alto contenido de ácidos omega 3 (como el salmón, el atún, la trucha de lago y las sardinas) y lleva un dieta saludable.
  • Si tienes diabetes, hipotiroidismo o cualquier otra condición que pueda estar contribuyendo, asegúrate de mantenerla bajo control.

Medicamentos para el tratamiento de los triglicéridos

Tu médico te recomendará el mejor tratamiento en tu caso particular. De acuerdo a tu nivel de triglicéridos, tu médico te podría recomendar además de cambios en tu estilo de vida, medicamentos para controlar el LDL, para controlar tu presión arterial, etc.

Entre las medicinas específicas para los triglicéridos están la niacina, los fibratos, las estatinas, los suplementos de ácidos de omega 3. Existen algunos pacientes que tienen casos raros de elevación de los triglicéridos muy severos para los cuales no hay tratamientos muy efectivos. Actualmente unos investigadores del University of Montreal están trabajando en varios estudios publicados en el New England Journal of Medicine que parecen demostrar que bloqueando la expresión de cierto gene en los pacientes, se puede reducir la concentración de los triglicéridos en su sangre . Este gene codifica para la proteína apoC-III. O sea, la proteína apoC-III parece jugar un papel clave en el manejo de los triglicéridos. Las investigaciones en el futuro nos proporcionarán más información y seguramente mejores terapias. Por el momento, lo mejor es conocer tus niveles de triglicéridos con un examen de sangre en ayunas y seguir las recomendaciones de tu médico si están elevados empezando por mejorar tu estilo de vida. Prevenir es mejor que remediar.

Y hablando de prevenir ¿tienes seguro médico? Se puede necesitar cuando menos te lo imagines. Nadie espera enfermarse o tener un accidente. De hecho, si vives en Estados Unidos y eres ciudadano o tus hijos nacieron aquí, podrían calificar para cobertura médica gratuita o a muy bajo costo. Entérate. Quizá califiques con las opciones de cobertura médica para personas de bajos ingresos para Medi-Cal o Medicaid, puedes obtener información en una agencia de departamentos humanos de tu localidad. Si vives en California puedes obtener información en www.CoveredCalifornia.com/es, en el resto del país visita https://www.cuidadodesalud.gov/es/

También puedes visitar el intercambio de seguros médicos de tu estado. En California puedes ir a www.CoveredCA.com/es o llamar al 1-800-300-0213. Los centros comunitarios de salud en tu comunidad podrían ayudarte a tener acceso a servicios médicos si no calificas para un programa de cobertura de salud. En California podrías encontrar un centro de salud enwww.californiahealthplus.com.

Imagen © iStock / Daniel Schweinert

Comentarios