Comparte este artículo:

Deja a un lado la vergüenza y habla con tu doctor sobre las ETS

Existen tantos mitos sobre las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), que es importante hablar abiertamente de ellas. Además de que pueden afectar tu salud, muchas personas han sido discriminadas injustamente por padecerlas. Aquí encontrarás información práctica que te puede ayudar a romper el hielo y abordar el tema con tu médico.

Lo que debes saber es que las enfermedades de transmisión sexual (también conocidas como Infecciones de Transmisión Sexual o ITS) son infecciones que se transmiten de persona a persona. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, existen más de 30 microorganismos que incluyen bacterias, virus y parásitos que las causan. Las más comunes son: gonorrea, clamidia, sífilis, tricomonas, chancro, herpes, verrugas genitales, VIH (virus de inmunodeficiencia humana) y hepatitis B.

Aunque algunas de ellas se pueden transmitir de la madre al bebé durante el embarazo o el parto, o a través de sangre o productos sanguíneos o tejidos contaminados.

La sexualidad es una parte normal de la vida y no debe ser una parte que nos asuste ni nos avergüenze. Pero si debemos conocer los riesgos. Así como cuando aprendes a manejar un auto sabes que usar el cinturón de seguridad te protege y podría salvar tu vida, hay varias cosas que debes saber acerca de las relaciones sexuales para que puedas protegerte y mantener tu salud.

La única forma que puedes estar seguro de que no vas a contraer una enfermedad de transmisión sexual es si evitas tener relaciones sexuales o si tu pareja no está infectada. Pero como no se puede saber si una persona está infectada sólo al verla y muchas personas no tienen síntomas, ya que hasta los médicos tenemos que hacer exámenes que enviamos al laboratorio para saber si alguien tiene una enfermedad venérea, es importante que estés bien informado para que te protejas cuando sea necesario y que no afecte tu salud y/o tu fertilidad, para que no te dejes llevar por los mitos.

De hecho, existen tantos mitos y tanta desinformación sobre las ETS, que no debería sorprendernos que así como se transmite la desinformación, se transmiten las enfermedades de transmisión sexual o ETS.

Mitos sobre las ETS

  • Que puedes evitar una ETS si tienes sexo oral o anal. Esto es falso. Se pueden transmitir por estas vías.
  • Que si te da una ETS ya no te vuelve a dar. Esto es falso. No se crea inmunidad contra la gonorrea o la clamidia.
  • Que las ETS sólo les dan las personas sucias (o pobres). Esto es falso. Les pueden dar a cualquier persona independientemente de su higiene o su nivel socioeconómico.
  • Que puedes determinar por como se ve tu pareja si tiene una ETS. Esto es falso. Es imposible, aunque trabajes en un área médica.
  • Que evitar la eyaculación dentro de la vagina evita una ETS. Esto es falso. Los microorganismos pueden estar presentes sin que haya eyaculación.
  • Que usar anticonceptivos evita una ETS. Esto es falso. Los anticonceptivos ayudar a prevenir un embarazo, no una ETS.

La ETS son un problema muy importante

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud más de un millón de personas ad quieren una ETS cada día (la mayoría sin síntomas)

Y el desarrollo de gonorrea resistente a los antibióticos es una amenaza al impacto de las enfermedades venéreas a nivel mundial. De acuerdo a los CDC en Estados Unidos solamente, la mitad de los 20 millones de ETS que suceden al año suceden en gente joven.

¿Qué puedes hacer para prevenirlas?

De acuerdo a los CDC, hay varias cosas que puedes hacer para prevenir las ETS:

  • Mantener una relación monógama por un periodos largo, con la misma pareja que se haya chequeado y no tenga ETS.
  • Si tienes más de una pareja sexual, limitar el número de personas con las que tienes relaciones sexuales.
  • Usar condones de látex o diques dentales cada vez que tienes relaciones sexuales.
  • Vacunarte contra el virus del papiloma humano (VPH) que puede prevenir contra algunos tipos de cáncer.

En resumen, tener sexo seguro.

Si tienes duda si pudiste haber estado expuesto a una enfermedad por transmisión sexual (ETS) es muy importante que te hagas exámenes. Habla con tu doctor para que te los pida. No existe sólo un examen para descartar todas las enfermedades. Algunas enfermedades pueden causar infertilidad, algunas enfermedades pueden mantenerse latentes en el cuerpo y dar síntomas más adelante en la vida con síntomas en el sistema cardiovascular o en el sistema nervioso. Otras, como el VIH, no tiene cura, pero la detección temprana y el tratamiento oportuno no sólo previenen su transmisión, sino que mejoran tu pronóstico.

Desgraciadamente todavía existen varios lugares del mundo en donde la gente discrimina a las personas afectadas con el VIH, lo cual no sólo es inapropiado, sino cruel. Esperemos que esto cambie muy pronto. Tenemos que cambiar la forma de pensar de las personas que discriminan e, idealmente, prevenir que más personas se infecten, ya que el VIH y las otras enfermedades de transmisión sexual se pueden prevenir.

Si tienes dudas, si necesitas más información o necesitas hacerte exámenes para ETS, acude a tu médico o a una clínica en tu área.

 

Publicación original: 2015

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.

Imagen © iStock / fotostorm

Comentarios