Comparte este artículo:

El darle pecho a tu bebé es una decisión personal. Sin embargo, no se la razón o razones por las cuales estás eligiendo no hacerlo. Hay varias ventajas de amamantar a tu bebé para ti y para tu hijo.

Para tu hijo:

– Le vas a proporcionar anticuerpos a través de la leche que le van a ayudar a combatir varias infecciones (como infecciones del oído medio, infecciones respiratorias, gastroenteritis y meningitis, entre otras).

– Le vas a proporcionar cierta protección contra el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante, contra alergias (como asma), contra diabetes y algunos estudios dicen que quizá hasta contra la obesidad en la adultez.

– Hay estudios que sugieren que hasta podría aumentar el coeficiente intelectual (el I.Q., por sus iniciales en inglés), o sea la inteligencia de tu hija.

Para ti:

– La liberación de una hormona que se llama oxitocina que aumenta cuando amamantas, ayuda a que se contraiga tu matriz, esto disminuye el riesgo de hemorragia en los días después del parto.

– Disminuyes tu riesgo de desarrollar cáncer del seno y del ovario

– Vas a perder el peso que subiste durante el embarazo más rápidamente que si no amamantaras.

Con esta información, piensa… ¿Qué te está deteniendo a darle pecho a tu hijo? Pon en una balanza los pros y los contras y toma tu decisión.

Comentarios