Comparte este artículo:

Si te faltaban motivaciones para dejar de fumar, tal vez esta te convenza definitivamente: el cigarrillo puede ser la causa de esas molestas arrugas que están apareciendo en tu cara y tu cuerpo, antes de tiempo. Si quieres seguir teniendo una piel suave, bella y sin arrugas, dile adiós al cigarrillo.

¿Te gustaría tener arrugas antes de tiempo? ¡Creo que no! Sin embargo, muchas personas se ven más grandes de la edad que realmente tienen cronológicamente porque tienen la piel arrugada. Es el caso de Clara, a quien en una fiesta un chico le calculó 35 años cuando ella sólo tiene 25. Ella quedó en “shock” y no entendía cómo es que aparentaba tener 10 años más. Mientras superaba su asombro, liberaba una bocanada de humo de cigarrillo.

No es sorprendente que Clara tenga arrugas a los 25 años, pues fuma desde que tiene 15. Sólo que se acaba de enterar de que fumar acelera el proceso normal del envejecimiento de la piel. Estos cambios en la piel pueden ser notorios luego de sólo 10 años de estar fumando. Mientras más cigarrillos fumes al día y más tiempo lo hagas, más arrugas vas a tener.

Las arrugas prematuras son visibles en un microscopio a la temprana edad de 20 años. Además, las arrugas que desarrollan quienes son fumadores empedernidos, son mucho más profundas que las arrugas resultantes del envejecimiento normal. Y no sólo eso, el tabaquismo hace que la piel luzca opaca y amarillenta.

Otro dato interesante: el fumar no sólo causa que salgan arrugas en la cara. El tabaquismo también daña la piel en otras partes de tu cuerpo, como la parte interior de los brazos.

¿Qué es exactamente lo que hace que el cigarrillo cause arrugas?

La pregunta debería ser ¿Qué no hace? La nicotina que contienen los cigarrillos hace que los vasos sanguíneos que recubren la piel se vuelvan más angostos. Esto impide que la sangre fluya libremente por la piel, privándola de recibir todo el oxígeno que necesita, y otros nutrientes como la Vitamina A. Y como si esto fuera poco, los más de 4,000 químicos tóxicos que contienen los cigarrillos dañan las principales fibras que le dan a tu piel fuerza y elasticidad: el colágeno y la elastina.  El resultado no puede ser otro  que el de la piel marchita y arrugada prematuramente.

Las arrugas por culpa del cigarrillo son una realidad. Como lo son las otras tantas enfermedades que causa el tabaquismo, como el cáncer y los problemas cardiovasculares. Pero como desafortunadamente para muchos fumadores esto no es suficiente motivación para olvidarse del cigarrillo, tal vez el verse jóvenes y bellos, sea una razón de peso para dejar de fumar.

¿O es que te gustaría aparentar 10 años más de los que tienes?

 

Publicación original: 2009

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.

Imagen © iStock / sekulicn

Comentarios