Comparte este artículo:

iStock_000029613564Illustra_Tarchyshnik

¿Ya viene la píldora masculina?

En el futuro, tal vez sea posible que los hombres tomen píldoras anticonceptivas para evitar embarazos no deseados. Una investigación reciente en ratones sugiere esta posibilidad, aunque los científicos advierten que esta idea, por el momento, requiere más estudios. Aquí te contamos más detalles sobre este hallazgo.

¿Te imaginas si, al igual que las mujeres, tú pudieras tomar una píldora para evitar un embarazo no deseado? Estoy segura de que varios se quedarían más tranquilos, de que muchas preferirían depender de sus compañeros y todos tendrían más opciones para elegir cómo controlar la natalidad y planificar el crecimiento de la vida familiar.

Con esta idea en mente, un grupo de investigadores de la Universidad Monash en Parkville, Australia, está buscando un modo de lograrlo. En un estudio utilizando ratones, han logrado bloquear el paso de los espermatozoides del semen sin restringir la actividad sexual normal. De ese modo, no hay posibilidades de lograr un embarazo y, lo mejor de todo, es que sus parejas ya no estarían tomando hormonas para lograr la anticoncepción — que es algo que les preocupa a muchas mujeres cuando están tomando píldoras.

Para llegar a estos resultados, que fueron publicados en la revista especializada Proceedings of the National Academy of Sciences, los  investigadores desactivaron genéticamente dos proteínas llamadas adrenoreceptor alfa-1A y purinoreceptor P2X1, que son indispensables en este proceso ya que transportan a los espermatozoides a través de la uretra del ratón, cuando este eyacula o expulsa el semen.

Con esa “doble desactivación”, los ratones machos pudieron tener relaciones sexuales normales con las hembras, pero no hubo embarazos a pesar de la eyaculación. Y cuando los investigadores revirtieron el procedimiento y permitieron que los ratones machos fertilizaran a las hembras, hallaron que los hijos que tuvieron eran saludables.

Como te comentaba anteriormente, lo bueno de este método es que no es hormonal y no afecta al desarrollo de los espermatozoides, que permanecen en perfecto estado, sólo que no son transportados en el momento adecuado para ser eyaculados.

Lo malo es que estos hallazgos todavía están en una fase inicial de estudio y todavía faltan muchas pruebas para que estas píldoras lleguen al mercado. Específicamente, los especialistas estiman que dicho proceso de investigación y desarrollo tomará mínimo diez años.

Por eso, mientras la ciencia sigue avanzando, recuerda que la planificación familiar es una responsabilidad de ambos. Conversa con tu pareja sobre este tema para poder decidir cuál es el método que les resulta más cómodo y conveniente. Y por supuesto, hasta que estén listos para la concepción, y, especialmente dependiendo de la relación que tengas, siempre considera practicar un sexo seguro y saludable para evitar el posible contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS) que pueden poner en riesgo tu salud o hasta tu vida.

En este sentido, el condón puede ser tu gran aliado, si lo conservas y lo usas de manera adecuada (¿estás seguro que sabes cómo hacerlo?). Además, los hay de distintos tipos, colores y hasta sabores, para que elijas el que más se ajuste a tu estilo y complazca a tu compañera(o). Habla con tu pareja sobre la anticoncepción y el sexo seguro, para que ambos puedan disfrutar más de la intimidad que los une.

Imagen © iStockphoto.com / Tarchyshnik

Comentarios