Comparte este artículo:

El dolor pélvico podría interferir con el placer en el sexo

Es cierto que tener un hijo cambia totalmente la vida, en varios niveles. Uno de ellos, reportan muchas mujeres, es en el sexo y en su salud sexual. Una investigación en Estados Unidos nos habla al respecto. Te invito a que conozcas sus hallazgos en este artículo.

El nacimiento de un bebé es algo que muchas mujeres describen como el momento más feliz de sus vidas. A pesar de que no hayan tenido una buena experiencia en el parto, un bebé siempre es un regalo. Pero la realidad es que la llegada al mundo de un  ser humano nuevo cambia la vida de la mujer — y de toda la familia — radicalmente tanto a nivel emocional como físico.

Si ya tuviste hijos, seguramente habrás notado que aunque vuelvas a estar en forma y a recuperar tu peso previo al embarazo, hay algo en tu cuerpo que jamás volverá a ser como antes.

Incluso notarás que algunas cosas, como el sexo, no las sientes como antes. Quizás tu vida sexual sufra las consecuencias. Primero, por la falta de tiempo para conectarte con tu pareja, el cansancio de las noches sin dormir, y comúnmente porque tener relaciones sexuales podría resultarte doloroso.

Una investigación llevada a cabo por unos especialistas de la Universidad Loyola en Chicago, Estados Unidos, encontró que muchas mujeres reportan cambios en su función sexual después de haber dado a luz.

De acuerdo a los especialistas, uno de los objetivos de la investigación es descubrir si el dolor en la pelvis está asociado con una función sexual reducida para de esa manera ayudar a que las mujeres mejoren su vida sexual después del embarazo.

Los investigadores aclaran que aún no se conoce la causa del dolor pélvico reportado por varias mujeres después del parto.

Algunos de los factores que también pueden afectar el sexo y  la salud sexual después del embarazo incluyen: dolor en el perineo como consecuencia del parto y una imagen de su cuerpo que no es favorable.

Muchas mujeres no se sienten cómodas con sus libras o kilos de más y esto las hace percibirse como poco atractivas a la hora de tener sexo. Por supuesto, cada caso y cada mujer es diferente y a cada una se le debe evaluar teniendo en cuenta sus propias variantes.

Las participantes en este estudio tienen entre 21 y 50 años de edad y tuvieron un hijo durante el último año. Este estudio ayudará a que los especialistas entiendan cómo el embarazo y el postparto afectan la salud sexual y la calidad de vida después de convertirse en madres.

Si tú has tenido un bebé recientemente, y tienes dolor en la pelvis o en el perineo, y tienes dolor al tener relaciones sexuales si ya reanudaste el sexo, consulta con tu médico.

 

Imagen © Thinkstock / Jon Feingersh Photography Inc

Comentarios