Comparte este artículo:

Hay tres etapas en el ciclo de vida del cabello: anágena, catágena y telógena. En las mujeres que no están embarazadas, aproximadamente el 85-90% de su cabello está en la etapa anágena, de crecimiento, mientras que el otro 5-15% está en la etapa catágena, de descanso. El cabello restante está en la etapa telógena, cuando se cae y es reemplazado por nuevo pelo que crece. En promedio, a las mujeres que no están embarazadas se les caen aproximadamente 100 cabellos al día.

Durante el embarazo, la elevación en los niveles de estrógeno extienden la etapa de crecimiento, de modo que muy pocos de los cabellos están descansando en la etapa catágena o cayéndose en la etapa telógena. Como tres meses antes del parto, las mujeres experimentan una disminución abrupta en las hormonas que circulan en la sangre, que puede provocar un cambio a la etapa telógena, una condición llamada efluvio felógeno. Para algunas mujeres esta pérdida puede ser enorme y hace que se preocupen. Sin embargo, esto es sólo la normalización del proceso natural de crecimiento del cabello.

Algunas semanas o meses después de que inicie el efluvio felógeno, la caída del cabello empieza a descender y aparecen nuevos cabellos cortos. Durante este proceso de normalización, el cabello puede volverse más delgado de lo habitual. Para las mujeres que no están amamantando, el Rogaine (minoxidil), una medicina tópica para el crecimiento del cabello que no necesita receta médica, puede ayudarles a estabilizar y normalizar más rápido el ciclo del cabello.

Traducido del texto original en inglés escrito por la Dra. Katie Rodan y la Dra. Kathy Fields.

Copyright © 2009 por Katie Rodan & Kathy Fields. Todos los derechos reservados.

Comentarios