Comparte este artículo:

Aunque hasta hace poco se habla de él, el método de Pilates tiene casi un siglo de antigüedad. Si te gusta hacer Pilates, lee un poco de su historia para que entiendas de dónde viene y porqué es un buen ejercicio.

¿Sabes por qué se llama Pilates? Este método de ejercicios ahora famoso, debe su nombre a su creador el alemán Joseph H. Pilates. De niño era muy enfermizo y se obsesionó por buscar la manera de fortalecer su cuerpo. Así desarrolló un método de ejercicios basado en el control de la mente sobre el cuerpo.

Pero el método no se llamó Pilates desde el principio, se llamó “Contrología”. Trataba justamente de concentrarse en el estiramiento y fortalecimiento de los músculos centrales del cuerpo: los abdominales, la parte baja de la espalda, las caderas y los glúteos. ¿Por qué? Pilates creía que era importante trabajar estos músculos para darle estabilidad y firmeza a nuestra columna vertebral. La espalda y la espina dorsal son el eje del cuerpo, y si no las fortalecemos o las descuidamos con malos hábitos de la vida moderna (estar sentados todo el día o encorvados), estamos más propensos a sufrir lesiones y a tener problemas de movilidad.

Si alguna vez has hecho Pilates, habrás notado que los ejercicios se hacen casi siempre acostado de espalda en una estera (tapetito) en el suelo. Sí, es cierto que otros ejercicios también se hacen sobre una estera y que los estiramientos no son nada nuevo. Incluso, tu mamá o tu abuela te dirán que la gimnasia de su época era parecida.

¿Cuál es la diferencia de los ejercicios de Pilates? La clave del método es usar todos tus músculos al mismo tiempo, en sinergia, a diferencia de otro tipo de ejercicios que sólo trabajan una parte del cuerpo: las piernas, los brazos, etc.

Muchos creen que los ejercicios de Pilates deben hacerse con las máquinas especiales, que tienen bandas y resortes de estiramiento. No es del todo cierto… Joseph Pilates estuvo en Inglaterra durante la Primera Guerra Mundial sirviendo como enfermero, y creó este sistema para ayudar a los soldados heridos a fortalecer sus músculos lentamente y así recuperarse. De modo que las máquinas de Pilates realmente se hicieron para aquellos que aún no tenían la fuerza para hacer ejercicios por su propia cuenta. Por lo que no son imprescindibles.

¿Y por qué se hizo famoso hasta ahora? ¡Las vueltas que da la vida! Después de la guerra, Joseph Pilates se vino a los Estados Unidos a mediados de 1920 y su método tuvo mucho éxito entre los bailarines a quienes les servía para la rehabilitación de sus lesiones y para mantenerse fuertes fuera de temporada.

Así el método Pilates fue practicado durante años por los bailarines y las grandes estrellas con instructores que se encargaron de mantenerlo vivo. Mientras tanto, los ejercicios de alto impacto imperaban en el resto de la sociedad. Hasta que las nuevas generaciones buscaron ejercicios alternativos que conectaran la mente con el cuerpo, probablemente influidos por la nueva era y por la apertura de las culturas orientales hacia el resto del mundo. De ahí vino el auge del método Pilates, la yoga y el tai chi.

Considera el método Pilates, podría cambiar tu concepto de hacer ejercicio.

Imagen © Thinkstock / LUNAMARINA

Actualización de un artículo originalmente publicado en el 2009.

Comentarios