Comparte este artículo:

Si porque estás joven o sano en este momento crees que no necesitas cobertura de salud, te invito a que sigas leyendo. Hay muchas razones por las que tener cobertura o seguro de salud es importante, e incluyen la tranquilidad de estar cubierto en caso de que te enfermes o tengas un accidente. Podría suceder en el momento menos pensado.

Si vives en Estados Unidos y alguna vez has tenido un accidente, si el problema es grave, quizá te han llevado rápidamente a una sala de emergencia sin siquiera preguntarte tu nombre. Todos, independientemente de su estado legal en este país, tienen garantizado el acceso a cuidados básicos de emergencia independientemente de su habilidad de pago basado en una ley federal establecida en 1968. Pero cuidado de salud, no es lo mismo que seguro médico o cobertura médica. Y, tener seguro médico o cobertura médica, definitivamente puede dar cierta tranquilidad.

Para la familia de Pedro, no tener seguro médico les causa casi tanta angustia, como la misma enfermedad de Pedro. Él padece de enfermedad de Parkinson avanzada. La desarrollo cuando era relativamente joven, como su padre, y lo ha ido limitando en su habilidad para caminar, para alimentarse, para poder cuidar de su higiene personal y, poco a poco…. le está robando hasta la habilidad de poder articular las palabras para comunicarse con su familia. En un futuro próximo podría tener dificultad para tragar y podría desarrollar demencia. Afortunadamente para Pedro, cuenta con su esposa y sus dos hijas que lo quieren y lo cuidan. Ellas se tienen que turnar para que alguien siempre esté con él. La esposa es la que gana el sostén de la casa mientras las hijas estudian ya que, debido a que no están legalmente en este país, no califican para ninguno de los programas de cobertura médica o de asistencia. La angustia que tienen es que si él llegara a requerir una hospitalización, por ejemplo, por una neumonía, que a veces sucede por el problema que tienen para tragar estos pacientes, para esta familia sería catastrófico ¿Te imaginas?

Pero no tiene que ser una situación con una enfermedad como el Parkinson. Para algunos padres que carecen de cobertura médica, la decisión podría ser tener que decidir entre llevar a sus hijos al médico o pagar la renta o, comprar las medicinas del abuelo aunque no alcance para comer. No debería ser así. Se estima que millones de personas en Estados Unidos o no tienen seguro médico o, el que tienen es inadecuado para ellos o sus familias.

Además, como mencioné al inicio, si eres de los afortunados que estás en buenas condiciones de salud, nadie tiene la salud garantizada. Un accidente sucede en un instante y puede cambiar la vida totalmente requiriendo hospitalización, cirugía y rehabilitación, como le sucedió a Jorge. Un chico que gozaba de salud ejemplar, era jugador de fútbol en la universidad y tenía un futuro brillante, cuando le diagnosticaron leucemia. Él era de los “invencibles” que pensaba que no necesitaría cobertura hasta que fuera mucho mayor porque era “tan saludable. Medía 6’5”, pesaba 210 libras y era todo músculo. Sin embargo la vida no siempre sucede como la planeamos. El tratamiento de Jorge se ha ido logrando con ayuda de sus compañeros y su familia. Pero hubiese sido mucho más sencillo y con mucha mayor tranquilidad, si hubiese tenido seguro.

No tener seguro también significa que, con frecuencia, no se reciben cuidados preventivos de salud o se posponen cuidados de salud que llevan a las personas a desarrollar complicaciones como: en el caso de una infección que empieza en la vejiga y se va a los riñones o, en el caso de la diabetes, tan prevalente en nuestra comunidad, que termina afectando a varios órganos y causando problemas a corto y a largo plazo. Esto lleva incluso a hospitalizaciones que podrían haberse evitado o, peor aún, a problemas como ataques al corazón, amputaciones, falla renal o pérdida de la visión.

Un seguro de salud es como un seguro de automóvil. En realidad, nadie sabe cuándo lo va a necesita ya que podemos estar sanos ahora, pero aún la gente joven se puede enfermar o puede tener un accidente.

Por otro lado, hay personas que tienen seguro o cobertura de salud y no lo utilizan. No digo que lo abuses, pero si que lo aproveches. Hay ciertos servicios que están cubiertos y que es muy importantes que no pases por alto. Como la revisión de la presión arterial, el azúcar y el colesterol en la sangre, de acuerdo a tu edad. Me refiero a los estudios de detección temprana para enfermedades como el cáncer del colon como la colonoscopía que se realiza en la mayoría de los adultos a los 50 años (a menos que tengan otros factores de riesgo). Si tienen pólipos y se quitan, se puede salvar su vida. Me refiero a recibir las vacunas apropiadas para la prevención de enfermedades infecciosas, etc. etc.

Nuestro sistema de salud está lejos de ser ideal. Las personas en mayor riesgo son las que carecen de cobertura o seguro médico. Están en riesgo de no recibir cuidados médicos de salud de forma regular; de que no se detecte un problema antes de que se convierta en algo serio o, incluso que no se pueda curar. Están en riesgo de no poder recibir tratamiento médico. Están en riesgo de irse a la banca rota o de perder todo si se enferman. No debería ser así.

Si tienes oportunidad de obtener una cobertura o seguro de salud hazlo ya. Infórmate. Además, si no lo haces, podrías tener que pagar una multa. Quizá califiques con las opciones de cobertura médica para personas de bajos ingresos para Medi-Cal o Medicaid, puedes obtener información en una agencia de departamentos humanos de tu localidad. Si vives en California puedes obtener información en www.CoveredCalifornia.com/es, en el resto del país visita https://www.cuidadodesalud.gov/es/.

También puedes visitar el intercambio de seguros médicos de tu estado. En California puedes ir a www.CoveredCA.com/es o llamar al 1-800-300-0213. Los centros comunitarios de salud en tu comunidad podrían ayudarte a tener acceso a servicios médicos si no calificas para un programa de cobertura de salud, en California podrías encontrar un centro de salud en www.californiahealthplus.com

 

Imagen © iStock / axel bueckert

Comentarios