Comparte este artículo:

Hablemos claro. Aunque hoy en día casi todo el mundo ha escuchado hablar del VIH/SIDA, aún muchos no entienden realmente qué es y se confunden fácilmente al tratar de explicarlo. Haz una prueba y pregúntales a tus amigos y conocidos las siguientes preguntas para ver qué te contestan.

¿Qué es el VIH/SIDA? VIH es el Virus de Inmunodeficiencia Humana, una infección que debilita tu sistema inmunológico porque ataca y destruye un tipo de glóbulos blancos llamados CD4, encargados de que tu cuerpo se defienda de virus, bacterias, hongos, etc.

El VIH causa el SIDA que significa Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. La cantidad de glóbulos CD4 se reduce a menos de 200, y por lo tanto el cuerpo pierde inmunidad contra ciertas infecciones o enfermedades que lo atacan. Se dice que el SIDA es la etapa más avanzada de la enfermedad infecciosa causada por el VIH.

¿Por qué se llama VIH/SIDA? Se llama así porque VIH no es lo mismo que SIDA. Quienes están infectados con el VIH (VIH positivo), no desarrollan el síndrome inmediatamente. Pueden pasar años antes de que el VIH se convierta en SIDA, y algunas personas nunca desarrollan la enfermedad. Por eso se escriben separados y no se deben confundir al hablar, pues no es lo mismo ser VIH positivo que tener SIDA.

¿El SIDA es mortal? Si y no. Cuando tienes SIDA las defensas de tu cuerpo son casi nulas, y estás más vulnerable a otras infecciones y enfermedades que ponen en riesgo tu vida. Finalmente puedes morir a causa de estas enfermedades, aunque se sabe que fue el SIDA lo que permitió que así sucediera.

¿Cómo se contagia? Recuerda que no te contagias del SIDA sino del VIH.

El VIH se transmite a través de los líquidos de alguien que ya está infectado (semen, sangre, flujo vaginal, secreciones del pene, leche materna). Cuando alguno toca tu boca, vagina, ano, pene o una herida abierta en cualquier parte de tu cuerpo, te puedes infectar. Esto sucede al tener relaciones sexuales sin condón con una persona infectada; al compartir una jeringa con alguien infectado; cuando te hacen una trasfusión de sangre infectada; o cuando la madre infectada da leche materna a su bebé.

Cualquier otra teoría sobre el contagio es un mito. No es cierto que te puedas contagiar al dar la mano, al abrazar o estar junto a una persona infectada, y mucho menos por compartir el baño, la piscina o una taza de café con ella. Y ni pienses que se puede transmitir por la picadura de un mosquito.

¿Cómo sabes si tienes VIH/SIDA? Esta pregunta tiene doble respuesta. Para saber si tienes el VIH debes hacerte un examen de sangre. Y para saber si tienes SIDA, el asunto es un poco más complejo y hasta ahora el método más seguro es cuando el conteo de tus glóbulos CD4 da menos de 200 (también se mide en otro examen de sangre).

¿Existe una cura? Aún no. Pero las investigaciones han permitido descubrir diferentes tratamientos que pueden controlar la enfermedad y prolongar la vida.

Para prevenir el VIH/SIDA, necesitas primero entender bien qué es y como se contagia. Si pudiste contestar correctamente todas las preguntas… ¡felicitaciones! Ya diste el primer paso en la prevención.

Comentarios