Comparte este artículo:

Hacerse cirugía plástica de la nariz o rinoplastia es un deseo de muchas personas que están inconformes con su apariencia. Si lo estás considerando, esta información te servirá mucho.

¿Qué es la rinoplastia y por qué se hace?

Es la alteración de la nariz, por medio de cirugía, para cambiar su forma o mejorar su funcionamiento. Algunas personas tienen problemas para respirar por alguna desviación del tabique. Otras personas quieren verse mejor y recurren a una “rinoplastia cosmética” para agrandarla, achicarla o simplemente cambiarla.

¿Quién puede hacerse una rinoplastia o cirugía plástica de nariz?

Cualquier persona que tenga un problema respiratorio o que no esté conforme con la forma de su nariz. Sin embargo, no basta con querer hacerse la cirugía plástica: hay que estar sanos, someterse a estudios médicos y estar conscientes de que un cambio de nariz puede tener un impacto psicológico, puesto que es un cambio de imagen. Por eso, antes de decidir, debes proponerte metas realistas y hablar con tu médico sobre tus expectativas y qué es concretamente lo que quieres cambiar.

¿Existe la nariz perfecta?

No. Algunas narices sacadas fuera de contexto, pueden verse feas, pero en el conjunto de una cara, pueden resultar armónicas. O viceversa. Por eso, no existe un patrón que defina la nariz ideal. La cirugía plástica de la nariz está diseñada para que haya equilibrio en las facciones de tu cara. Cada nariz es única como cada persona. El cirujano plástico tendrá en cuenta varios factores como tu piel, tus facciones, tu peso, etc.

¿En qué consiste la cirugía plástica de la nariz?

La rinoplastia se hace por lo general con anestesia local o local con sedación, o general para no sentir dolor. El médico luego hará incisiones dentro de las fosas nasales y a partir de ahí se rediseñan el hueso interno y el cartílago (o los dos) para lograr la forma deseada.

Recuerda que como cualquier cirugía, ésta también conlleva riesgos. Es importante que si te decidiste hacerte la cirugía plástica de la nariz, también te decidas por un cirujano plástico acreditado y con trayectoria. También es importante saber en dónde te hará la operación y el tipo de anestesia que usará. Si es anestesia general, quién te la administrará. Consúltalo sobre los riesgos, tus expectativas, lo que debes hacer antes, durante y después para lograr una recuperación con el menor riesgo de complicaciones y así lucir tu nueva nariz sin problemas.

Comentarios