Comparte este artículo:

Si quieres evitar que tu bebé sufra de alergias alimentarias, evita introducir alimentos sólidos en su dieta antes de que cumpla 17 semanas, o 4 meses y medio. Lo mejor que puedes hacer para evitar las alergias a los alimentos es amamantarlo exclusivamente por un mínimo de 6 meses y sólo empezar a darle alimentos sólidos una vez que tenga las señales que indican que está listo. Si le das leche de fórmula, no le agregues cereal, pues su sistema digestivo aún no está listo para procesarlos.

La leche materna es el alimento más completo y el único que tu bebé necesita hasta que cumple seis meses de edad. Por eso, es indispensable que no te apresures a darle alimentos sólidos antes de tiempo y que una vez que lo hagas, no dejes de amamantar, ya que los alimentos sólidos son sólo un complemento de la leche materna.

Sin embargo, hoy en día, muchas mamás y papás, presionados por las opiniones de otros o por creencias falsas, les empiezan a dar alimentos sólidos a sus bebés desde los 4 meses. No sólo su sistema digestivo no está listo para digerirlos, sino que los bebés que son alimentados con alimentos sólidos a tan temprana edad, son más propensos a desarrollar alergias alimentarias (alergias alimenticias).

Un estudio publicado recientemente en la revista Pediatrics, realizado por unos investigadores británicos, indica que amamantar por los primeros seis meses de vida y continuar haciéndolo una vez que se introduzcan otros alimentos, es la clave para evitar que los bebés desarrollen alergias.

Los investigadores le hicieron seguimiento a un grupo de 1,140 niños pequeños, desde que nacieron hasta que cumplieron 2 años. Para recolectar información clave, le pidieron a sus madres que llenaran un diario detallando la dieta de sus bebés y anotando cualquier reacción alérgica a los alimentos, lo cual fue luego confirmado con exámenes médicos. Encontraron que 41 pequeños sufrían de alguna reacción alérgica a la comida y los compararon con 82 pequeños saludables.

Luego de analizar variables como peso al nacer, duración del embarazo, alergias de la mamá y otros factores, los autores del estudio encontraron una respuesta: los bebés que recibieron comida sólida antes de las 17 semanas de nacidos tuvieron un riesgo mucho más alto de desarrollar alergias alimentarias.

Además, encontraron que si continuaban amamantando al introducir en la dieta la leche de vaca, las alergias eran menores. Los autores piensan que quizá se deba a los componentes inmunológicos presentes en la leche materna.

Así que no le des comida sólida a tu bebé antes de los 4 meses. Es mejor esperar hasta los 6 meses y sobretodo, prestar mucha atención a las señales de que tu bebé está listo para comer alimentos sólidos. Estos incluyen: ser capaz de sostener su cabecita y mantenerse sentado.

Si tienes dudas acerca de las alergias a ciertos alimentos y de si tu bebé está listo para iniciar los alimentos sólidos, y de cuáles iniciar primero, consulta con tu pediatra.

 

Imagen © iStockphoto.com / balono

Comentarios