Comparte este artículo:

Las fiestas navideñas, compartiendo un vaso de ponche de huevo, y las celebraciones de escolares abundan en esta época del año; sin embargo, hay algo que amenaza estos días festivos: la gripe. Mientras estés envolviendo regalos, comprando y cocinando, recuerda estos sencillos pasos y reduce tu riesgo de contagio y de enfermarte, para no tener que quedarte en cama la víspera de Año Nuevo.

Lávate las manos cuando estés haciendo muchas cosas al mismo tiempo: Esta es una época muy ocupada. Les estás ayudando a tus niños en las tareas, cosiendo disfraces, comprando regalos para amigos y parientes, y hablando por teléfono. Trata de concentrarte en cada tarea por separado, especialmente si estás entrando y saliendo de la cocina. Recuerda lavarte las manos entre cada actividad, especialmente si tus tareas involucran preparar comida. Lleva contigo desinfectante para manos a base de alcohol en la cartera o en la guantera por si no tienes acceso al agua.

Utiliza blanqueador o vinagre: El blanqueador no es solo para la ropa blanca y el vinagre no es solo para las ensaladas. Usar blanqueador diluido, según las instrucciones, ayuda a limpiar superficies, vajilla y pisos. Si no te molesta el olor, puedes usar vinagre para limpiar la casa. El vinagre mata los gérmenes eficazmente. Lo puedes usar en las manillas de las puertas, teléfono, mesones y refrigeradores.

Tu codo es tu mejor amigo: Cubre la tos o los estornudos utilizando el interior del codo, no las manos. Si toses o estornudas en tus manos, arriesgas propagar la enfermedad a los demás si es que tocan las superficies que has tocado.

Se cuidadosa cuando viajes: Cuando viajes en avión, pide asientos que estén lejos de los baños y haz lo mismo en el tren. El grifo en el avión generalmente no deja correr mucha agua, así que usa un gel antibacteriano después de lavarte las manos. Por último, limpia la bandeja con líquido antibacteriano, ya que es la segunda superficie más contaminada del avión. Si te estás hospedando en un hotel, no uses el edredón. Los estudios muestran que los edredones son ideales para acumular gérmenes y bacterias, porque muchos hoteles no los lavan con agua caliente.

Crea un canasto para invitados: Si estás hospedando parientes o amigos para estas Fiestas, limpia muy bien la cocina y el baño antes de que lleguen. Arregla un canasto que tenga toallas, artículos de tocador (loción, jabón, pasta de dientes, un cepillo de dientes nuevo) junto con gel antibacteriano y paños desinfectantes. También, mantén dispensadores llenos de jabón antibacteriano cerca del lavamanos del baño y el fregadero de la cocina.

Comentarios