Comparte este artículo:

ESTIMADA MAYO CLINIC:

¿Afecta la enfermedad de Parkinson a la memoria y al pensamiento?  Mi marido de 70 años que padece la enfermedad muestra señales de deterioro cognitivo.

RESPUESTA del Dr. J. Eric Ahlskog, Neurología, Mayo Clinic de Rochester en Minnesota, Estados Unidos:

Desgraciadamente, la enfermedad de Parkinson no es solamente tener temblores y problemas para caminar o moverse.  Según envejece la persona y mientras más tiempo padece la enfermedad, podrían aparecer problemas con la memoria y el pensamiento.  Estas dificultades, normalmente, son sutiles al principio; pero podrían empeorar progresivamente entre algunos enfermos de Parkinson.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno del sistema nervioso que se desarrolla gradualmente con el transcurso del tiempo.  El desarrollo de problemas cognitivos refleja la naturaleza progresiva del curso de la enfermedad.  En las primeras etapas de la enfermedad, la mayoría de síntomas, tales como temblor, rigidez muscular y dificultad con el movimiento, normalmente son leves y por lo general pueden controlarse bien con medicamentos.

Sin embargo, después de muchos años de sufrir la enfermedad de Parkinson, los síntomas podrían empezar a responder menos a los medicamentos y nuevos problemas podrían desarrollarse.  Entre los nuevos síntomas están el tener más problemas con el movimiento y dificultades cognitivas, así como dificultades con la vejiga e intestino y, en algunos pacientes, presión sanguínea baja.

Los estudios por imágenes, como la resonancia magnética (IRM), no permiten ver la causa subyacente para el avance de la enfermedad de Parkinson; pero se sabe por los estudios realizados después de la muerte del paciente que según avanza la enfermedad de Parkinson, se desarrollan más cambios microscópicos en amplias zonas del cerebro, entre ellas las áreas de la cognición que gobiernan funciones como el pensamiento y la memoria.

<!–nextpage–>

Por el momento, si bien ningún fármaco es capaz de hacer más lento el avance de la enfermedad de Parkinson, muchos de los síntomas pueden tratarse eficazmente con medicamentos u otros tipos de tratamiento, como fisioterapia y cirugía.  Existen medicamentos que mejoran la memoria, entre ellos los que se emplean en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, aunque normalmente ofrecen sólo pocas ventajas.

Un médico debe evaluar a quienes padecen la enfermedad de Parkinson, como su marido, y que recientemente desarrollaron problemas cognitivos para asegurarse de que no sea otro factor el culpable de dichos síntomas.  La evaluación generalmente incluye una exploración de la cabeza para excluir hidrocefalia (mayor tamaño de los ventrículos dentro del cerebro), un accidente cerebrovascular o un tumor que pudiesen alterar el pensamiento.  Por otro lado, es también adecuado realizar análisis de sangre debido a problemas médicos generales, tales como disfunción tiroidea, deficiencias nutricionales y otras enfermedades que podrían alterar el pensamiento y la memoria.

Además, el médico también debe revisar la lista de los medicamentos que toma el paciente porque los fármacos que se administran para otros problemas, a veces, pueden comprometer la claridad mental.  Por último, debido a que es importante dormir bien para pensar con claridad, a veces después de tratar trastornos como la apnea del sueño, la cognición puede mejorar.

Después de descartar factores como éste, entonces se puede decir que probablemente el avance de la enfermedad de Parkinson es la causa del deterioro en la memoria y pensamiento.   De ser ese el caso de su marido, converse con el médico sobre las posibles alternativas de tratamiento, así como técnicas que usted y su marido pueden utilizar para lidiar con el avance de la enfermedad de Parkinson.

Para más información de la Mayo Clinic haz clic en el logotipo:

Copyright © 2011 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados.

Imágen © iStockphoto.com / Jeff Strickler

ESTIMADA MAYO CLINIC:

¿Afecta la enfermedad de Parkinson a la memoria y al pensamiento?  Mi marido de 70 años que padece la enfermedad muestra señales de deterioro cognitivo.

RESPUESTA del Dr. J. Eric Ahlskog, Neurología, Mayo Clinic de Rochester en Minnesota, Estados Unidos:

Desgraciadamente, la enfermedad de Parkinson no es solamente tener temblores y problemas para caminar o moverse.  Según envejece la persona y mientras más tiempo padece la enfermedad, podrían aparecer problemas con la memoria y el pensamiento.  Estas dificultades, normalmente, son sutiles al principio; pero podrían empeorar progresivamente entre algunos enfermos de Parkinson. La enfermedad de Parkinson es un trastorno del sistema nervioso que se desarrolla gradualmente con el transcurso del tiempo.  El desarrollo de problemas cognitivos refleja la naturaleza progresiva del curso de la enfermedad.  En las primeras etapas de la enfermedad, la mayoría de síntomas, tales como temblor, rigidez muscular y dificultad con el movimiento, normalmente son leves y por lo general pueden controlarse bien con medicamentos.

Sin embargo, después de muchos años de sufrir la enfermedad de Parkinson, los síntomas podrían empezar a responder menos a los medicamentos y nuevos problemas podrían desarrollarse.  Entre los nuevos síntomas están el tener más problemas con el movimiento y dificultades cognitivas, así como dificultades con la vejiga e intestino y, en algunos pacientes, presión sanguínea baja.

Los estudios por imágenes, como la resonancia magnética (IRM), no permiten ver la causa subyacente para el avance de la enfermedad de Parkinson; pero se sabe por los estudios realizados después de la muerte del paciente que según avanza la enfermedad de Parkinson, se desarrollan más cambios microscópicos en amplias zonas del cerebro, entre ellas las áreas de la cognición que gobiernan funciones como el pensamiento y la memoria.

Por el momento, si bien ningún fármaco es capaz de hacer más lento el avance de la enfermedad de Parkinson, muchos de los síntomas pueden tratarse eficazmente con medicamentos u otros tipos de tratamiento, como fisioterapia y cirugía.  Existen medicamentos que mejoran la memoria, entre ellos los que se emplean en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, aunque normalmente ofrecen sólo pocas ventajas.

Un médico debe evaluar a quienes padecen la enfermedad de Parkinson, como su marido, y que recientemente desarrollaron problemas cognitivos para asegurarse de que no sea otro factor el culpable de dichos síntomas.  La evaluación generalmente incluye una exploración de la cabeza para excluir hidrocefalia (mayor tamaño de los ventrículos dentro del cerebro), un accidente cerebrovascular o un tumor que pudiesen alterar el pensamiento.  Por otro lado, es también adecuado realizar análisis de sangre debido a problemas médicos generales, tales como disfunción tiroidea, deficiencias nutricionales y otras enfermedades que podrían alterar el pensamiento y la memoria.

Además, el médico también debe revisar la lista de los medicamentos que toma el paciente porque los fármacos que se administran para otros problemas, a veces, pueden comprometer la claridad mental.  Por último, debido a que es importante dormir bien para pensar con claridad, a veces después de tratar trastornos como la apnea del sueño, la cognición puede mejorar.

Después de descartar factores como éste, entonces se puede decir que probablemente el avance de la enfermedad de Parkinson es la causa del deterioro en la memoria y pensamiento.   De ser ese el caso de su marido, converse con el médico sobre las posibles alternativas de tratamiento, así como técnicas que usted y su marido pueden utilizar para lidiar con el avance de la enfermedad de Parkinson.

Para más información de la Mayo Clinic haz clic en el logotipo:

Copyright © 2011 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados.

Imágen © iStockphoto.com / Jeff Strickler

Comentarios