Comparte este artículo:

Para lograr algo en la vida, primero tenemos que decidirnos a hacerlo. Fijar metas para obtener un triunfo, por pequeño que éste sea, es una enseñanza de vida que puedes y debes darles a tus hijos aprovechando el comienzo del año. No tiene que ser nada complicado, sino proyectos asequibles y útiles, de acuerdo a su edad, capacidad y personalidad. Yo te propongo algunas ideas, pero entre todos en la familia, seguro que pensarán en muchas otras. 

El comienzo del año nos brinda a todos la oportunidad de proponernos metas y sueños por cumplir que nos mejoren y alegren la vida. Seguro que en este 2013 hiciste tu propia lista de proyectos que quieres hacer realidad este año. ¿Por qué no compartir esa experiencia con tus hijos? Tomar la decisión de conseguir algo por sencillo que sea, les enseñará desde temprana edad a luchar por sus metas, adquirir disciplina y método, aprender de los errores y seguir insistiendo hasta que consigamos el triunfo. Como padres, pueden hacer la enseñanza más divertida, e incluso ofrecer algún estímulo o premio si consiguen la meta en el tiempo previsto: una fiesta con los amigos, un juguete, una visita al zoológico o una tarde de cine.

¿No tienes idea de cómo empezar? Aquí te propongo algunas ideas, de acuerdo a la edad del niño, respaldadas por la Academia Americana de Pediatría.

Para niños en edad preescolar:

  • Compartir los juguetes con hermanos y amiguitos
  • Guardar los juguetes después de jugar (o ayudarte a hacerlo)
  • Aprender a contar hasta cierta cifra
  • Reconocer vocales y consonantes, formas y colores
  • Aprender a cepillarse los dientes solo
  • Probar alimentos nuevos (especialmente frutas y verduras)
  • Aprender a decir “gracias”, y “por favor”, las frases mágicas que deben enseñarse desde la infancia
  • Ir al baño solo(a)

<!–nextpage–>

Para niños entre los 5 y los 12 años de edad:

  • Tomar menos soda y más agua y jugos (zumos) de fruta
  • Practicar un deporte
  • Aprender a nadar
  • Hacer nuevos amigos
  • No decir malas palabras
  • Reducir el tiempo ante el televisor o la pantalla de la computadora
  • Leer uno o varios libros cada cierto tiempo, además de las lecturas asignadas en la escuela. Por ejemplo: un libro al mes, según su edad y sus intereses.
  • No dar información personal a extraños, ya sea directamente, por teléfono o vía internet
  • Ayudar más en las tareas del hogar

 

Para niños de 13 años en adelante

  • Sacar mejores calificaciones en la escuela
  • Cumplir con sus obligaciones en el hogar
  • Aprender a tocar un instrumento musical
  • Jugar videojuegos que no son violentos
  • Evitar ver programas violentos por televisión.
  • Hacer obra(s) de caridad o que beneficie(n) a la comunidad
  • Practicar más juegos y deportes al aire libre
  • Aprender un nuevo idioma
  • Tener más cuidado con lo que publican en las redes sociales
  • Tratar a los amigos con respeto, especialmente los del sexo opuesto
  • Hablar con un adulto de confianza si se les presenta algún problema
  • Evitar el consumo de drogas y alcohol
  • Si el adolescente ya conduce: evitar enviar mensajes de texto y conversar por el celular mientras están al volante.
  • Usar siempre el cinturón de seguridad.

Estas son solamente algunas sugerencias. Hay cientos de ideas que proponer y practicar en familia: pasar más tiempo juntos, preparar nuevos platillos, trabajar en el jardín, reparar la casa, aprender un nuevo juego de mesa… y la lista sigue. Si ves que se esfuerzan, estimúlalos y si lo consideras apropiado, dales un premio.  Lo importante es que los niños se esfuercen por conocer algo nuevo y mejorar su comportamiento cada día guiados por tu ejemplo y contando con tu apoyo.

Imágen © iStockphoto.com / Rosemarie Gearhart

Comentarios