¿Qué causa las manchas en los dientes?

No esperes a que te salgan manchas en los dientes para empezar a preocuparte. Ahora que todavía están blancos y relucientes, cuida tus dientes y tu sonrisa aprendiendo cuáles son las causas de las manchas para evitarlas.

Con todo lo que haces con los dientes, ¿cómo no se van a manchar? Es imposible que permanezcan eternamente blancos sin tu ayuda. Las manchas son una amenaza constante para tus dientes, y pueden surgir por muchas causas, que podemos dividir en dos tipos: las internas y las externas.

Para empezar, tus dientes se pueden manchar desde el interior por estos motivos:

  • Edad. Con los años, el esmalte que cubre tus dientes se desgasta y deja ver el color amarillo natural de la dentina, la capa que se encuentra debajo.
  • Genética. Tus dientes tienen que ver mucho con tus genes. Si tu familia tiene dientes amarillos, es muy probable que los tuyos sean iguales.
  • Infecciones dentales. Algunas infecciones en la madre embarazada pueden manchar los dientes de su bebé en el futuro al causarle daño en el esmalte que está en proceso de formación en el útero en ese momento. Lo mismo sucede con algunas infecciones dentales que afectanla dentina o la pulpa (el centro del diente), haciendo que tus dientes cambien de color.
  • Tratamientos y medicinas. Algunos tratamientos médicos pueden manchar tus dientes, como las radiaciones y la quimioterapia. Los antibióticos como tetraciclina y doxiciclina también pueden manchar los dientes, especialmente cuando se les dan a los niños cuyos dientes apenas se están formando (antes de los 8 años).
  • Exceso de flúor. El exceso de flúor en el agua o en los implementos de aseo bucal que usas regularmente, puede decolorar o manchar tus dientes a largo plazo.
  • Un golpe. Cuando recibes un golpe en uno o varios dientes, la pulpa y la dentina podrían dejar de recibir suficiente sangre y oxígeno, haciendo que el diente se oscurezca.

Cuando tus dientes se manchan por causas internas, muchas veces no se puede evitar. Afortunadamente, no son las causas más comunes. En cambio, las causas más frecuentes de manchas en los dientes son externas, y lo que es mejor aún, generalmente se pueden evitar y prevenir. Estas son:

  • Bebidas y alimentos. Mucho de lo que los latinos comemos o bebemos tiene componentes que pueden manchar fácilmente nuestros dientes. Entre las bebidas, las que más manchan son las oscuras como el café, el té, el vino tinto, y los refrescos o sodas negras. Y entre los alimentos, algunos vegetales y frutas como las papas y las manzanas.
  • Fumar. El alquitrán que se encuentra en los cigarrillos produce una mancha amarilla en tus dientes y en tus dedos. A largo plazo, además puede causarte problemas en las encías haciendo que se vean negras y hasta puede provocar la caída de tus dientes. Y los Habanos también manchan.
  • Mala limpieza dental. Si no te cepillas bien y frecuentemente, ni usas la seda o hilo dental regularmente, los residuos de ciertos alimentos y bebidas que se adhieren fácilmente a tus dientes terminarán manchándolos.

¿Para qué te esperas a que tengas que pagar un costoso tratamiento de blanqueamiento? El cuidar tus dientes cuando todavía están blancos es más fácil y económico. Así podrás sonreír sin vergüenza ni remordimiento.

Imagen © Thinkstock / Ridofranz

Actualización de un artículo originalmente publicado en el 2009.

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.