Comparte este artículo:

No hay duda que los condones son efectivos para prevenir el embarazo, cuando se usan correctamente. También constituyen una barrera importante para evitar las enfermedades de transmisión sexual (ETS), pero esto último se ha puesto en tela de juicio ya que no se ha comprobado una efectividad total contra todas las enfermedades venéreas. Entérate para protegerte, en este artículo:

Cuando se trata de llevar una vida sexual sana y sin riesgos, el condón se ha convertido en un aliado de muchas parejas. Está comprobado que si se usa correctamente y a tiempo, es muy efectivo para prevenir el embarazo. Además, se han hecho estudios que demuestran que el uso correcto de los preservativos reduce el riesgo, si bien no lo elimina, de contagiarse con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Así mismo, el uso del condón es indispensable para reducir la posibilidad de contagiarse de otras enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, se ha puesto en tela de juicio, qué tan efectivos son los condones al respecto. Además, en Estados Unidos surgió un debate nuevo acerca de si las etiquetas de los condones deben aclarar que no son completamente efectivos, pero que ayudan a prevenir el contagio para evitar que las personas asuman que están totalmente protegidas.

De acuerdo con datos proporcionados por los Institutos Nacionales de Salud en Estados Unidos, el uso correcto del condón de látex puede disminuir entre un 50 por ciento y un 80 por ciento el riesgo del contagio de VIH y gonorrea. Sin embargo, según estudios analizados por dichos Institutos, la protección que ofrece el condón contra otras ETS no es clara debido a estudios contradictorios y poco significativos. Dependiendo de la enfermedad, el condón podría proteger entre un 18 y un 92 por ciento.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), coinciden en afirmar que hacen falta más estudios para comprobar la total efectividad del condón para prevenir ciertas ETS (enfermedades de transmisión sexual).

Además, advierten que el uso consistente y correcto de los condones es algo difícil de medir, puesto que los estudios destinados a ello tendrían que analizar comportamientos privados y existen un sin fin de variables que a la larga terminarían por desestimar la efectividad de los condones.

De igual forma,  es necesario tener en cuenta que a pesar de que el condón se use de manera correcta, hay ETS que se transmiten más fácilmente que otras. Además, algunas de las enfermedades de transmisión sexual se contagian por contacto con la piel que no logra cubrirse con el condón, como el herpes y el Virus del Papiloma Humano (VPH).

De todas maneras, es muy importante que siempre uses condón cuando tienes relaciones sexuales con una pareja nueva, cuando deseas prevenir un embarazo o cuando sabes que tu pareja está infectada(o) con alguna ETS. Y, desde luego, no dudes en consultar con tu médico acerca de las medidas que puedes tomar con tu pareja para tener una vida sexual sana y sin riesgos o para disminuir tus riesgos.

 

Imagen © Thinkstock / Pupkis

Comentarios