Más que tener un peso ideal o ser delgado, tener un buen estado físico parece ser la clave para vivir más. Muchas personas se preocupan por bajar de peso y no lo hacen de manera saludable. En cambio, quienes se enfocan más en mejorar su estado físico sin importar los números en la báscula, logran, según un nuevo estudio, evitar morir de condiciones como complicaciones cardíacas. Sigue leyendo para que te enteres ¡y a ponerte en forma!

A Natalia no se le olvida el día en que su entrenador físico le dijo que no importaba tanto ser delgada, como ser fuerte. Según él, muchas chicas son delgadas y no son capaces de sostener el peso de su propio cuerpo mientras hacen una lagartija (push ups), por ejemplo. En cambio Natalia, a pesar de que batalla un poco por perder algunas libras/kilos que ella considera que le sobran, tiene una extraordinaria resistencia cuando tiene que hacer toda una hora de ejercicio intenso.

De acuerdo a un estudio reciente, Natalia tiene más probabilidades de vivir más años, debido a su buen estado físico, que alguien que es flaco pero no está en forma. Dicho estudio, publicado en Circulation, la revista de la Asociación Americana del Corazón, llegó a esta conclusión luego de analizar a 14,000 hombres que mantuvieron o mejoraron su estado físico y cuyas probabilidades de morir de cualquier causa, en especial de enfermedades del corazón, fue mucho menor. Esto probó ser cierto incluso cuando estos hombres no perdieron peso, o incluso si subieron de peso en comparación con aquellos hombres cuyo estado físico disminuyó con el tiempo.

Según los autores del estudio, unos médicos especializados en ejercicio de la Universidad de Carolina del Sur, es difícil perder peso y mantenerlo.  Sin embargo, “este estudio indica que aumentar la resistencia física es algo más fácil de lograr con mejores dividendos para la salud”. Por eso, en lugar de estar preocupándote todo el tiempo por los números en la báscula, enfoca tus esfuerzos para lograr un mejor estado físico.

¿Cómo lo puedes hacer? Haciendo ejercicio. Pero ¡no te engañes! No se trata de salir a caminar todos los días, al mismo ritmo, o de andar en bicicleta la misma distancia siempre. Si bien esto contribuye a que estés en forma, debes tratar de exigirle más a tu cuerpo, llevarlo a un punto más alto de resistencia. Es decir, que si normalmente corres 30 minutos, la próxima vez agrega 10 minutos más y así, poco a poco. Aplica este principio para cualquier actividad física que realices. De esa forma, tu cuerpo irá más allá y tu estado físico será cada vez mejor.

Te aconsejo que visites a tu médico para que te haga una evaluación acerca de tu estado físico. Algunos entrenadores especializados también hacen esta prueba. Con unos simples ejercicios, pueden medir en qué nivel de resistencia está tu cuerpo. Así que anímate a moverte y así le darás a tu cuerpo unos años más de vida.

Y recuerda: ser delgado no es sinónimo de estar en forma.

Imágen © iStockphoto.com / Susan H. Smith

 

Comentarios