Comparte este artículo:

Los quistes son bolsitas o cápsulas que se forman dentro del cuerpo o en la piel. Pueden contener líquido o un material más denso. Normalmente no son cancerosos. Son más comunes en la piel, los senos, los ovarios y los riñones. Algunos no causan ningún síntoma, otros pueden venir acompañados de dolor, hinchazón (inflamación) o sensibilidad. En algunos casos, si llegaran a romperse, pueden infectarse.

Algunos quistes desaparecen por si mismos. Otros requieren tratamiento que puede incluir aplicarles compresas, drenarlos o cirugía. Si se detectara algún bulto en un seno o un quiste inusual en el útero, tu médico querrá descartar cáncer. Los quistes en sí no son cancerosos.

Si tienes cualquier duda sobre un quiste, consulta a tu médico de cabecera. Te podrá referir a un especialista si fuera necesario.

 

Imagen © iStock / PeterHermesFurian

Comentarios