Comparte este artículo:

Recientemente un grupo de expertos que asesora al gobierno de Estados Unidos recomendó retrazar la primera mamografía para la detección del cáncer del seno en las mujeres, empezando a los 50 años en vez de los 40. Aquí en VidaySalud te explicamos las razones que dieron y la polémica en contra.

Quizá hayas escuchado que unos expertos del “US Preventive Task Force”, que asesoran al gobierno, recomendaron recientemente que se pospusiera el inicio de las mamografías para la detección del cáncer del seno hasta los 50 años, en vez de empezar a los 40 y que en vez de que se hagan cada año a partir de los 50, que se hagan cada 2 años. La razón que dan es que como el cáncer del seno no es muy común en las mujeres jóvenes, y que como el número de muertes que se reducen no es tan grande, que no vale la pena. Pero, ¿qué pasa si esa persona en quien se detecta o que se salva es tu hermana, o tu hija o tu mamá o tú misma? Yo he detectado cánceres del seno en mujeres de 40 años o incluso más jóvenes gracias a mamografías. ¡Pregúntale a sus hijos si creen que no ha valido la pena salvarle la vida a su mamá!

Otra razón que mencionan estos expertos es que, a veces, la mamografía puede no encontrar un cáncer muy agresivo que aparece entre las mamografías y que puede encontrar otros de crecimiento lento que no son de cuidado. Y que las que empiezan con las mamografías a los 40 tienen más posibilidades de tener resultados positivos falsos que las que empiezan a los 50. Hasta un 60% más posibilidades  de tener resultados positivos falsos por cada 1,000 mamografías. Esto hace que a veces se sometan a biopsias, que además pueden tener complicaciones, y se angustien innecesariamente. Efectivamente, y en eso estoy de acuerdo con los expertos, sería estupendo tener un método más sensible.

Pero hay varias cosas que me preocupan. Primero, que varios grupos importantes, incluyendo la Sociedad Americana del Cáncer, la Asociación Americana de Gineco-Obstetricia y otras, están en desacuerdo con esta recomendación. Segundo, porque puede haber mujeres que si antes no se querían hacer mamografías, ahora van a tener otra excusa para no hacérsela, incluso después de los 50.  Tercero, porque es posible que aunque los seguros dicen en este momento que las van a continuar cubriendo, es posible que dejen de cubrirlas en un futuro próximo. Cuarto, porque un porcentaje muy alto de los cánceres del seno ocurren en mujeres que no tienen antecedentes familiares, en mujeres en quienes no tendríamos por qué sospechar que están en riesgo. Entonces, ¿cómo podemos aconsejarle a una mujer que no tiene síntomas entre los 40 y los 50 años que no se haga la mamografía? Desde el punto de vista de salud pública podría ser, pero desde el punto de vista individual, no está tan claro.

Creo que hasta que tengamos un método de detección más sensible sin tantos falsos positivos, quizá la decisión la debemos tomar como sociedad. No debe ser tomada por un grupo de expertos que asesora al gobierno pero que no representa a los diferentes grupos de la sociedad.

Finalmente, quiero reiterar que aunque las radiaciones si pueden causar daño a los tejidos, ya que hasta las radiaciones del sol que tienen sus beneficios pueden causar daños a la piel en exceso, las mamografías no causan cáncer. De esto si se han hecho estudios y ni los expertos que han cambiado las recomendaciones las han cambiado por esta razón.

La cantidad de radiación  emitida cuando se toman radiografías es de 0.1 a 0.2 rads por toma, generalmente se toman dos radiografías por cada seno. Para que compare, en el tratamiento del cáncer del seno se dan entre 1,000 y 7,000 rads. Y una mamografía emite menos que una radiografía de los pulmones.

Por el momento, si tienes dudas en tu caso particular, habla con tu médico. Veremos qué sucede con este tema que continuará siendo controversial por algún tiempo. Aquí en VidaySalud te mantendremos informado.

Comentarios