Aunque se parecen y es fácil confundirlos, los resfriados y la gripe tienen diferentes causas y, por lo mismo, se tratan de maneras diferentes. Ambas enfermedades atacan a las vías respiratorias, pero el resfriado tiende a ser mucho más leve que la gripe, con menos dolor en el cuerpo, menos fiebre o sin fiebre, sin diarrea o vómito y con una tos más seca.

Tanto el resfriado como la gripe son causados por virus. La gripe por los virus de la influenza y el resfriado por más de 200 virus diferentes. La mejor prevención es lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto con una persona infectada. Y para la gripe se recomienda la vacuna anual.

El tratamiento también varía:

Para la gripe (influenza): por lo general se recomiendan descongestionantes, medicamentos para el dolor, medicamentos anti-virales recetados por el médico, remedios para reducir la fiebre. Dependiendo de la severidad, el médico puede recetarte otros medicamentos y en algunos casos se requiere hospitalización.

Para el resfriado: descongestionantes, medicamentos para el dolor y si se da el caso, para reducir la fiebre.

Es importante enfatizar que no se usan los antibióticos para tratar estas enfermedades, ya que los antibióticos no surten ningún efecto sobre los virus.

Si tienes alguna duda si lo que tienes es gripe o un resfriado, consulta a tu médico.

 

Imagen © iStock / Daniela Jovanovska Hristovska

Comentarios