Comparte este artículo:

A pesar de que la comunidad hispana en Estados Unidos se ha caracterizado por encabezar las listas de altos índices de obesidad, hipertensión y diabetes, un estudio encontró, que paradójicamente, los hispanos viven más tiempo que la población anglosajona en Estados Unidos. Aquí te cuento más acerca de esta interesante paradoja y sobre la salud de los latinos provenientes de diferentes países.

La comunidad Hispana en Estados Unidos constituye el 16 por ciento de la población lo cual equivale a 50.5 millones de personas. Sin embargo, a pesar de ser la “minoría” más grande del país, se sabe poco sobre su salud. Por primera vez,  un estudio financiado por el gobierno se dedicó a estudiar a esta comunidad, incluyendo a los hispanos provenientes de diferentes países, los cuales representan acertadamente la diversidad de la población latina en Estados Unidos.

El estudio, el más grande de este tipo realizado hasta ahora, se llevó a cabo desde el 2006 y encontró una de las paradojas más grandes que los expertos están tratando de descifrar. A pesar de que los hispanos tienen incidencias altas de hipertensión, diabetes y sobrepeso, también viven más años que los blancos no hispanos. En promedio, la tasa de longevidad de los hispanos es de 83 años, versus 79 años de los blancos no hispanos.

La investigación realizada por los Institutos Nacionales de Salud, monitorizó a 16,400 hombres y mujeres del Bronx, Chicago, San Diego y Miami. Todos participaron voluntariamente. A cada uno se le hizo un examen de sangre, un electrocardiograma, un examen dental, entre otros estudios. También se evaluaron sus patrones de sueño y su actividad física. Además, se les llamó por teléfono periódicamente para estar al tanto de su salud.

Más de 4,000 participantes provenían del condado de Miami-Dade y aquellos de origen cubano fueron los más conscientes acerca de su hipertensión y de cómo controlarla. Sin embargo, estaban poco enterados acerca de su diabetes, al igual que los suramericanos (sudamericanos) y los centroamericanos. Se encontró además, que la diabetes es menos común en los miamenses de origen suramericano.

Pero a pesar de que hay diferencias entre las diferentes nacionalidades como por ejemplo, menos fumadores entre los suramericanos y dominicanos, hay temas de salud que son propios y comunes a todos los hispanos. En concreto, más de la mitad de los hombres está en riesgo de desarrollar diabetes y la mayoría excede la cantidad de sal que se recomienda consumir al día. Las mujeres, por su parte, reportaron bajos índices de actividad física y altos índices de depresión. En general, los hispanos entre los 65 y 74 años tenían presión arterial alta.

Para los investigadores, uno de los objetivos del estudio era ver si la longevidad de los hispanos es algo que se va a mantener o si por el contrario, su salud va ir en detrimento.

Por eso, los investigadores se interesaron en la relación existente entre el estado de salud de los participantes y el tiempo que llevan viviendo en Estados Unidos. Cerca del 80 por ciento de los participantes en el estudio nacieron fuera del país, lo cual indicaría que mientras más tiempo viven en Estados Unidos, más sufre su salud.

Pero el verdadero enigma es saber por qué, a pesar de tener condiciones que los ponen en riesgo, los hispanos viven más tiempo. Los investigadores piensan que quizás se deba al papel de la familia en proporcionar apoyo y ayuda.

Los investigadores planean invitar de nuevo a los participantes este año para examinarlos y determinar si sus factores de riesgo han cambiado y analizarlos hasta el 2017.

De cualquier modo, todavía está por verse si hay algo especial que hace que la salud de los hispanos sea mejor y los haga más longevos, a pesar de que paradójicamente, ésta empeore con los años que han vivido en Estados Unidos.  ¿Cuál será el secreto?

Imagen © Thinkstock / Medioimages Photodisc

Comentarios