Comparte este artículo:

© iStockphoto.com / pidjoe

Según un estudio reciente desarrollado por científicos iraníes, esto podrá ser posible en el futuro gracias a un examen de sangre que permitirá predecir esta etapa en la vida de la mujer con décadas de anticipación. De lograrse, sería particularmente benéfico para quienes puedan tener menopausia precoz.

Según un descubrimiento reciente, en el futuro no será necesario esperar a sentir calores repentinos, sudoración nocturna, cambios en el estado de ánimo, dificultad para dormir o para concentrarse, ni cambios en los periodos menstruales para darnos cuenta de que estamos llegando a una nueva etapa en nuestra vida de mujer: la menopausia.

Unos científicos iraníes detectaron que mediante un análisis de sangre similar a los que hoy se practican para detectar otros valores para evaluar la salud, se podrá predecir la llegada de la menopausia ¡con décadas de anticipación! Esto resultará especialmente útil para mujeres que podrían desarrollar la menopausia precoz (a finales de los 30 o inicio de los 40).

Así lo anunciaron en una conferencia sobre fertilidad celebrada en Roma, donde los especialistas también comentaron que este estudio preliminar podría ser el primer paso hacia el desarrollo de una herramienta que ayude a las mujeres a decidir en qué momento procrear, en función del tiempo fértil con el que cuentan.

Para realizar este estudio, que comenzó en 1998 y todavía está en curso, los investigadores tomaron muestras de sangre de 266 mujeres de entre 20 y 40 años y les midieron la cantidad de hormonas antimullerianas (estas hormonas están relacionadas con la función ovárica).

Aplicaron un modelo matemático para estimar, a partir de la cantidad de hormonas, la edad en que las mujeres tendrían la menopausia. De las 63 mujeres estudiadas que llegaron a la menopausia, la predicción de los investigadores tuvo un nivel de precisión de alrededor de cuatro meses.

Frente a estos descubrimientos, algunos expertos se mostraron escépticos y dudan de que un simple análisis de sangre realizado en una mujer joven sea tan revelador y sugieren que podría ser necesario continuar un seguimiento más frecuente de la mujer para analizar los niveles de sus hormonas que indiquen la inminencia de la menopausia, a medida que pase el tiempo.

Se  espera que dentro de los próximos 5 o 6 años existan más datos disponibles sobre la detección temprana de la menopausia. Estaremos al tanto de los reportes, pero este estudio aunque preliminar, parece ser el primer paso en la dirección correcta.

Mientras tanto, habrá que seguir esperando a que los síntomas se hagan evidentes para darnos cuenta de que se aproxima un cambio importante para nosotras.

Si tienes alguna duda sobre la menopausia, o piensas que puedes estar entrando en esta fase, no dudes en consultar con tu médico. Recuerda que es una etapa normal en la vida de la mujer.

Comentarios