Comparte este artículo:

La Mayo Clinic nos ofrece información sobre los ejercicios que se pueden hacer y no hacer después de un reemplazo de rodilla, cadera u hombro.

Si bien es importante evitar desgastar mucho con el uso a una nueva prótesis, también es fundamental realizar actividades de bajo impacto para aumentar la densidad ósea y fijar la prótesis en su sitio. Además, la mayor fuerza muscular, equilibrio y coordinación que el ejercicio regular provee sirve para mantener y mejorar el estado físico y la salud en general.

Las decisiones respecto a qué actividades realizar dependen de la articulación reemplazada y de la experiencia anterior con ciertas actividades. En general, las actividades que se recomiendan después del reemplazo de una articulación incluyen aquellas que no ejercen mucha tensión sobre las articulaciones. Las actividades que deben evitarse son las de alto impacto, como los deportes de contacto, los ejercicios aeróbicos de alto impacto, el ráquetbol, el squash y demás actividades que implican correr y saltar mucho.

La clave para vivir bien con una prótesis en la articulación es encontrar el equilibrio correcto entre reposo y actividad: ejercer demasiada tensión sobre la articulación puede ser nocivo, pero la excesiva inactividad puede debilitar los músculos que rodean la articulación y dificultar el movimiento.

Aquí hay unas pautas sobre las actividades que se consideran inocuas, las que son buenas cuando se cuenta con experiencia previa y las que deben evitarse:

Después del reemplazo de cadera:

  • Las caminatas, la bicicleta estacionaria, los ejercicios aeróbicos de bajo impacto, el tai chi, el yoga suave, el golf y los bailes de salón son algunas de las actividades que se consideran inocuas.
  • Levantar pesas, andar en bicicleta o patinar en hielo son actividades buenas cuando hay experiencia previa.
  • Se debe evitar jugar tenis individual, ráquetbol, squash, trotar y correr.

Después del reemplazo de rodilla:

  • Las caminatas, la bicicleta estacionaria, los ejercicios aeróbicos de bajo impacto, el tai chi, el yoga suave, el golf, la equitación y el boliche son algunas de las actividades que se consideran inocuas.
  • Andar en bicicleta, caminar rápido, jugar tenis en pareja y hacer excursionismo (senderismo) son actividades buenas cuando hay experiencia previa.
  • Se debe evitar jugar tenis individual, ráquetbol, squash, trotar y correr.

Después del reemplazo de hombro:

  • Hacer excursionismo, trotar o correr, practicar esquí de campo traviesa, nadar con el estilo de pecho, hacer ejercicios aeróbicos o Pilates y jugar tenis se consideran actividades inocuas.
  • El ráquetbol, el squash, el béisbol o el softbol, el golf, el tiro deportivo y el esquí en pendiente son actividades buenas cuando hay experiencia previa.
  • Se debe evitar levantar pesas, escalar rocas y hacer esquí acuático.

 

mayo_clinic__logoPara más información de la Mayo Clinic haga clic en el logotipo:

Copyright © 2015 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados. 

Imagen © iStock / itsmejust

Comentarios