Comparte este artículo:

A diferencia de lo que se piensa, las posiciones de poder son menos estresantes que las posiciones laborales menos poderosas. Un estudio realizado recientemente así lo indica. Así que si pensabas que por ser jefe llevabas las de perder en términos de salud mental, no dejes de leer sobre este interesante hallazgo.

Las canas de los presidentes de la República son un tema que siempre sale a colación. En Estados Unidos, por ejemplo, se habla mucho de que el presidente Obama tiene el pelo mucho más blanco que cuando empezó su presidencia y se lo atribuyen al estrés. A pesar de que las canas aparecen naturalmente con el paso de los años, existe una tendencia a creer  que son las posiciones de poder o los altos cargos laborales los responsables del pelo encanecido.

Pero aunque te sorprenda, un estudio reciente indica que esto no es así. Al contrario, quienes ocupan posiciones que no exigen tanta responsabilidad laboral, presentaron un nivel de estrés más alto que los jefes. Es decir, que de alguna manera, la falta de control y liderazgo son los causantes de que el cuerpo sufra más el impacto del estrés.

Sin embargo, esta investigación no dice que ser líder o tener un puesto alto combata el estrés de forma automática, sino más bien explica que las personas con un nivel más bajo de ansiedad pueden tolerar mejor las presiones que conlleva ser jefe.

En un experimento se les preguntó a 148 líderes que asistían a una conferencia en la Universidad de Harvard y a 65 personas no líderes sobre sus niveles de estrés y se evaluaron sus niveles de cortisol, la hormona relacionada con la ansiedad.

Los líderes en su mayoría eran hombres con buena posición económica, hacían más ejercicio, no fumaban, consumían más cafeína, y dormían menos que quienes no eran líderes. Los resultados del análisis de la hormona de la ansiedad, hablan claramente: los líderes tenían un nivel 27 por ciento menor de cortisol. Esto indicaría que las personas que no tienen puestos de poder se vuelven más ansiosas por no tener el control y la capacidad de predecir lo que sucederá.

Aunque faltan más investigaciones al respecto que incluyan un análisis de las personas a lo largo de su carrera para evaluar sus niveles de estrés a medida que suben o bajan de posición, este estudio habla por primera vez de la relación entre el estrés y el control de las situaciones en el trabajo.

El estudio apareció en la edición en línea de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Si pensabas que un trabajo más alto que exige más responsabilidades puede ser la receta para estar ansioso y estresado, piénsalo dos veces. Tal vez es lo opuesto y probablemente ser jefe es mejor para tu salud mental. ¿Quién lo hubiera pensado?

Imágen © iStockphoto.com / Joshua Hodge Photography

Comentarios