Comparte este artículo:

Hacer deportes es muy entretenido y saludable, pero también implica riesgos, entre ellos las caídas y los golpes en la cabeza que pueden traer consecuencias muy serias.  Hay medidas que puedes tomar para contrarrestar el peligro, algunas tan sencillas como llevar un casco, especialmente si te encanta pasear en bicicleta, andar en patines o en patineta. La seguridad es vital hasta en la diversión, ¡nunca te olvides de eso!

Hacer deportes es muy divertido, tanto para los adultos como para los niños, pero también tiene sus riesgos y lastimarse o lesionarse puede resultar más fácil de lo que parece. Cuando Clara tenía 8 años se tropezó en el cemento mientras patinaba agarrada de la bicicleta de su hermano Pedro, que por aquel entonces tenía 11 años. El resultado fue un gran rasponazo en la rodilla que tardó meses en curarse, aunque podría haber sido mucho peor: ambos iban sin casco y podían haberse dado un golpe fatal en la cabeza.

Andar en bicicleta, montar patines o patineta son algunos de los deportes preferidos de los niños y de los adolescentes, pero también son los que más lesiones provocan. Para proteger a tus hijos, y a ti mismo, sigue una regla muy importante: no montes bicicleta, patines o patinetas sin llevar un casco protector.  El casco es uno de los elementos de protección más utilizados para hacer deportes. Cada práctica tiene el suyo en particular: no es lo mismo el casco para andar en bicicleta que uno para jugar al rugby. Por eso, cuando debas seleccionar uno asegúrate de que es el indicado para tu juego. Ten en cuenta que el casco debe quedarte perfectamente ajustado a la cabeza, de manera que no te quede ni grande ni chico. Y si tiene una correa para atarlo, no la  dejes floja. Ajústala como corresponde o se te caerá cuando más lo necesites.

Recuerda además comprar productos avalados por organizaciones especializadas en los distintos deportes, que garanticen su calidad.

Todas estas indicaciones también valen para los adultos, que no por ser mayores tienen menos riesgos de lesionarse. Además, es una buena forma de enseñar con el ejemplo a los más pequeños.

Aún utilizando un casco, es posible que ocurra un accidente y la cabeza reciba un gran impacto. Estos son los síntomas que debes vigilar:

  • Si el niño o el adulto pierden la conciencia producto del golpe, hay que acudir de inmediato al médico o a un hospital cercano.
  • También se requiere atención médica urgente si la persona tiene dificultad para respirar, para caminar, le sale sangre por la nariz o el oído, si tiene convulsiones y/o le molesta la luz en los ojos.

Si no aparecen ninguno de los síntomas anteriores, ¡qué alivio! Pero por leve que haya sido el golpe conviene que la persona descanse y se evalúe su condición estrechamente en las próximas horas por si hubiera una lesión interna que no se ha detectado.  Si se presentan pérdida de conocimiento, somnolencia, vómitos, cambios en la visión y/o dolor de cabeza, hay que buscar tratamiento urgentemente. Si solamente se tiene una inflamación o hematoma (el conocido chichón), entonces se debe aplicar una bolsita de hielo lo antes posible para limitar y reducir la inflación.

Otras medidas de seguridad que puedes tener en cuenta a la hora de hacer deportes son:

  • Utiliza los zapatos, la ropa y el equipo protector adecuado para cada deporte. Además del casco, puedes necesitar rodilleras, coderas, protectores bucales (para la boca) o guantes, entre otros.
  • Bebe mucha agua antes, durante y después de hacer el ejercicio, para evitar deshidratarte.
  • Calienta y estira los músculos antes de empezar. Por ejemplo, si vas a andar en patines, puedes hacerlo lentamente durante diez minutos o más, hasta que tu cuerpo entre en calor.
  • Si eres un adulto, antes de comenzar a practicar algún deporte, recuerda que debes hacerte los exámenes físicos necesarios y consultar con tu médico para determinar si no tienes ningún riesgos de salud al hacerlo.
  • Conoce y respeta las reglas del juego. Al igual que para conducir por la carretera es necesario saber cuáles son las normas de tránsito para evitar accidentes, en el deporte es importante conocer las reglas del juego para no lesionarte ni lastimar a los demás.
  • Si practicas algún deporte de equipo, ten en cuenta al resto de los participantes, sobre todo si son de diferentes edades y tamaños. No es lo mismo que choquen dos niños de 30 kilos o 66 libras que dos de 70 kilos o 154 libras. Del mismo modo, si estás nadando, por ejemplo, ten cuidado de que no haya nadie en el lugar donde vayas a tirarte o puedes caer sobre otro nadador.

Por último, asegúrate de hacer deportes en los lugares apropiados. No hagas como Clara y su hermano, que de manera imprudente se expusieron sin necesidad. Y cuando debas cruzar la calle, mira primero a un lado, luego al otro y nuevamente al primer lado antes de hacerlo.

Si aún así te lesionas y quieres seguir practicando tu deporte preferido, deja de hacerlo hasta que las heridas estén perfectamente curadas. De otro modo, puede ser peor.

Ahora que sabes todo esto, consigue el equipo de seguridad que necesitas y cuéntales a tus amigos para que ellos también puedan protegerse. Luego, ¡a divertirse!

Imágen © iStockphoto.com / Mari

Comentarios