iStock_000024898145XSmall_jqbaker

La Suprema Corte de Justicia en Estados Unidos determinó que los genes humanos no se pueden patentar ¿Sabes qué significado tiene esto para ti? ¿Qué son los genes? ¿Qué repercusiones tiene en el futuro? Y, por qué ha tenido tanta cobertura en los medios de comunicación? Aquí te explico…

Quiero empezar por explicarte qué son los genes. Los genes son los que determinan la herencia. Se encuentran en nuestras células. Están formados de pedacitos de ADN, y contienen las instrucciones para construir las proteínas. Se calcula que los humanos tenemos entre 20,000 y 25,000 genes. Cada gen puede ser de un tamaño diferente. Y cada persona tiene 2 copias de cada gen, uno se hereda de la madre y uno del padre. Y estos genes son producto de la naturaleza.

Ahora, ¿recuerdas que recientemente Angelina Jolie decidió someterse a una mastectomía bilateral debido a que tanto su mamá como tu tía materna habían tenido cáncer de mama, y tanto ellas como Angelina Jolie tenían los marcadores genéticos BRCA en su sangre? La presencia de estos marcadores genéticos en la sangre se han asociado con mayor riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer, en este caso, el cáncer del seno y el cáncer del ovario. A raíz de esto, de la posibilidad de hacer las pruebas para la detección de la mutación de ciertos genes que se asocian al riesgo de desarrollar ciertas enfermedades, se presentó un caso ante la Suprema Corte de Justicia relacionado a la patente que tenía la compañía Myriad Genetics para realizar el examen relacionado a los genes BRCA-1 y BRCA-2. Al tener la patente, impedía que otros laboratorios pudieran ofrecer estos estudios, lo que mantenía el costo de la prueba bastante elevado.

El argumento de Myriad Genetics era que ellos invirtieron mucho dinero en hacer la investigación. Sin embargo, la decisión de la corte, que fue unánime, fue de que “las compañías de biotecnología no pueden patentar los genes humanos, ya que los genes humanos son productos de la naturaleza y no se pueden patentar o controlar por los científicos que los descubren”. Básicamente dijeron que por eso no calificaba para recibir una patente porque no estaban creando nada.  

¿Cuáles son algunas de las repercusiones? Los pacientes podrán tener acceso a estas pruebas a un costo más accesible ya que otras compañías podrán empezar a hacer los estudios. Y otra cosa muy importante, esta decisión de la Suprema Corte de Justicia en Estados Unidos se aplica a la investigación de todos los genes del cuerpo.

Por otro lado, se especificó que si una compañía crea un gen sintético, o sea, una forma de ADN sintético, que se abrevia cADN, ese si se puede patentar, ya que ese no existe en la naturaleza, ese es nuevo.

Varios expertos consideran a esta decisión como un triunfo tanto para los pacientes como para las compañías de biotecnología y genética ya que por un lado se amplía el acceso a las pruebas y por el otro continúa abierto el campo de la investigación, aunque algunos investigadores dicen que esta decisión de la Suprema Corte de Justicia podría limitar la inversión económica y por lo mismo la rapidez del crecimiento en la investigación y el entendimiento en ciertos campos de la genética.

Tan pronto se anunció la decisión por la corte, varias organizaciones expresaron sus puntos de vista. Mientras la Asociación Médica Americana lo consideró una sin duda una victoria para los pacientes, la organización de la industria de la biotecnología lo llamó un cambio preocupante que podría crear incertidumbre en la industria. Pero en general, los comentarios fueron positivos a favor de la decisión de la corte quien, como mencioné anteriormente, hizo una diferenciación entre el ADN que ocurre naturalmente y que no se puede patentar, y el ADN sintético, que se crea en el laboratorio y que si se puede patentar. Esto, comentó la mayoría, permitirá que exista competencia, que se beneficien los pacientes, que continúe la innovación en el campo de la medicina individualizada que se enfoca en los tratamientos de acuerdo a los genes de cada persona.

Imagen © iStockphoto.com / Andrew Helwich

Comentarios