Comparte este artículo:

Si acabas de dar a luz, uno de los primeros datos concretos que vas a tener de tu bebé, es su peso y su estatura. El peso de tu bebé es un indicador importante de su salud. En promedio, un bebé que nace entre las 37 y 41 semanas de gestación pesa cerca de 7 libras o 3.2 kilogramos. Sin embargo, por razones genéticas o según se haya desarrollado el embarazo y el momento del parto (si es antes de la semana 37 o después de la 40), algunos bebés pueden nacer pesando poco y otros más de lo que se considera normal.

Muchas mamás que conozco me han contado que al dar a luz, más allá de recibir flores y llamadas de felicitaciones, hay algo que las agobia: la pregunta de cuánto pesó su bebé. Esto se debe a que el peso del recién nacido habla de su salud en general. Por ejemplo, los bebés que nacen pesando muy poco tienen más probabilidades de tener problemas de salud. Esto se debe a que los bebés pierden cerca del 10 por ciento de su peso al nacer durante la primera semana de vida. Esto quiere decir que un bebé de peso promedio de 7 libras o 3.2 kilogramos puede perder tanto como 10 onzas en los primeros días.

Los bebés con bajo peso al nacer son más propensos a desarrollar infecciones y a  enfermarse durante sus primeros días de vida. Otros, pueden tener problemas en el desarrollo motriz (del movimiento) o dificultades en su aprendizaje a largo plazo.

Por lo general, si un bebé nace con peso muy bajo quiere decir que es prematuro, que su madre tuvo complicaciones durante el embarazo, que abusó de algunas sustancias (frecuentemente ilegales), que tuvo problemas con la placenta, o simplemente, puede ser un factor genético.

Pero, ¿qué pasa si un bebé nace pesando más de lo normal? Esto puede deberse a que sus padres son grandes o a que la mamá subió mucho peso durante el embarazo y/o tuvo diabetes gestacional. Los bebés muy pesados tiene más riesgo de sufrir lesiones al nacer y de tener problemas con el nivel de azúcar en la sangre.

Apenas nace, los médicos o parteras examinan cuidadosamente al bebé y lo pesan. Si el embarazo fue normal y el peso es muy bajo o muy alto, analizarán cuál puede ser la razón. Pero independientemente de si nació prematuro o si estuvo en el útero después de la semana 40 del embarazo, los siguientes factores pueden influenciar el peso de tu bebé al nacer. Toma nota:

  • La salud del bebé: si tiene algún problema como un defecto congénito o una infección que puede haber afectado su crecimiento en el útero.
  • El tamaño de los padres.
  • El peso de la mamá antes de quedar embarazada. Si pesaba menos de lo normal, es más probable que dé a luz a un bebé de bajo peso. Si por el contrario, estaba excedida de peso, su bebé puede nacer más pesado. Se considera normal que una mujer aumente como mínimo 10 kilos o 22 libras durante el embarazo.
  • Género: las niñas tienden a ser menos pesadas que los niños al nacer.
  • Embarazo múltiple: si tienes gemelos, mellizos o trillizos puedes esperar que tus bebés pesen menos de lo normal ya que comparten el espacio en el útero. Además, es frecuente que el parto de un embarazo múltiple se presente antes de lo esperado, por lo que hay probabilidades de que nazcan prematuros.
  • La alimentación de la mamá durante el embarazo: una dieta sana que incluya muchas frutas y vegetales es esencial para el crecimiento óptimo de tu bebé. Además se recomienda tomar las vitaminas prenatales y algún otro suplemento que te indique el médico.
  • El orden de los bebés al nacer: es frecuente que el primer hijo sea menos pesado que sus hermanos.
  • La edad de la mamá: las mujeres menores de 20 años o mayores de 45 tienen más probabilidades de dar a luz a un bebé con peso bajo.
  • La salud de la mamá en general: una mujer embarazada no debe exponerse al tabaco ni al humo de segunda mano y no debe beber alcohol ni usar drogas. Además, debe tener mucho cuidado al usar medicamentos y siempre debe consultar con el médico si va a tomar un medicamento de venta. Esto se aplica también para las hierbas y los suplementos. Es importante que siempre consultes a tu médico antes.

Ahora ya tienes una idea más completa de los factores que influyen en el peso del bebé al nacer, ya sea que nazca con un peso bajo o que nazca con un peso excesivo. El pediatra podrá responder cualquier otra duda o pregunta que tengas y te guiará en su plan alimenticio para que lo ayudes en su desarrollo y a mantenerse sano en el futuro.

 

Imagen © iStock / johavel

Comentarios