Comparte este artículo:

El autismo es un trastorno del cerebro que impide que desarrolle sus habilidades sociales, de comunicación y/o de comportamiento dentro de lo que se considera normal. El autismo no es igual en todos los niños. Hay diferentes niveles y tipos de autismo, y por eso es tan difícil identificar cuándo un niño sufre esta enfermedad.

Generalmente este trastorno se hace evidente antes de que tu hijo cumpla 3 años. Y básicamente se nota porque parece demasiado tímido y no hace ciertas cosas que corresponden a su edad. Estas son algunas de las señales:

  • Habla muy poco o nada en absoluto
  • No presta atención cuando alguien le habla, como si no escuchara
  • No responde cuando lo llaman por su nombre
  • No entiende gestos ni señales corporales
  • No puede mirar a los ojos
  • No le gusta que lo toquen o que se le acerquen
  • No comparte con los demás
  • Muy pocas cosas o actividades le llaman la atención
  • Repite comportamientos y movimientos una y otra vez, como golpearse la cabeza, levantar los brazos, golpear las manos, etc.
  • Repite rutinas de forma dedicada y a veces obsesiva. Por ejemplo, comer siempre del mismo lado o seguir sigue siempre el mismo proceso para dormirse.
  • Mira fijamente algunos objetos por un tiempo largo
  • Le cuesta trabajo aceptar los cambios como mudarse de casa, de jardín infantil, o simplemente cambiar una rutina diaria
  • Responde de manera agresiva cuando un desconocido intenta acercársele, cuando lo acarician o cuando interrumpen su rutina

Si sospechas de que tu hijo puede padecer de autismo, busca a un especialista. Hoy en día existen muchas opciones para tratar el autismo, incluyendo terapia del comportamiento y del lenguaje, medicamentos y tratamientos alternativos.

 

Imagen © iStock / PeterHermesFurian

Comentarios