Comparte este artículo:

Tomar vitamina E podría aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Eso encontró un estudio reciente que genera nuevos interrogantes relacionados con esta vitamina que muchos hombres suelen tomar por sus supuestas propiedades antioxidantes.  Ponte al día en lo más nuevo sobre la relación entre el cáncer de la próstata y la vitamina E.

Desde pequeños nos dicen que es importante comer alimentos con vitaminas para crecer sanos y fuertes.  Y no hay duda que una alimentación balanceada que contenga vitaminas y nutrientes adecuados es necesaria durante toda la vida. Pero mucha gente quisiera encontrar algo más sencillo o “mejor” para obtener esas vitaminas. Y de adultos, algunos quisieran combatir los efectos del paso del tiempo sobre la salud con “pastillas y suplementos”. Y esto está magnificado por las promesas de los fabricantes de las vitaminas y los suplementos. No quiero decir que no tengan su lugar, como durante el embarazo, o el ácido fólico en la edad de la reproducción, etc.

Pero no todo lo que brilla es oro y ahora un nuevo estudio patrocinado por los Institutos Nacionales de la Salud parecen indicar que, como hemos aprendido cuando hemos realizado los estudios científicos con otras vitaminas, la vitamina E en pastillas, lejos de ayudar a prevenir el cáncer de la próstata en los hombres, podría contribuir a su desarrollo, aunque todavía estamos aprendiendo, aquí te describimos lo que encontraron.

Antes te recuerdo que el cáncer de la próstata es uno de los más comunes entre los hombres, que afecta a más de un millón de hombres, solamente en los Estados Unidos.

Unos investigadores del Instituto de Urología y del Riñón Glickman en la Clínica Cleveland, en Estados Unidos, luego de más de cinco años de seguimiento de casi 35 mil hombres, que tomaban tanto vitamina E como selenio (un suplemento mineral) encontraron que existe una relación entre el consumo de la vitamina E y el cáncer de la próstata. Piensan que esta relación podría ser que de mil hombres que la tomen, 76 contraerían cáncer.  La relación no es muy alta, pero ¿porqué exponerse?

En detalle, según este estudio que fue publicado en la edición del 12 de octubre de la revista Journal of the American Medical Association, los informes iniciales de un primer ensayo, en 2008, habían encontrado que ni la vitamina E ni el selenio reducían el riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Al contrario, pareció haber un aumento en el riesgo relacionado con la vitamina E, aunque era insignificante.

Según los datos actualizados, desde entonces y hasta julio de 2011, aunque la tasa del cáncer de la próstata fue mayor entre los hombres que tomaban complementos en comparación con el placebo, sólo fue estadísticamente significativa entre los hombres que tomaban la vitamina E sola. Específicamente, entre los hombres del ensayo, 529 de los que tomaban el placebo desarrollaron cáncer de próstata, al igual que 620 hombres que tomaban vitamina E, 575 hombres que tomaban selenio y 555 hombres que tomaban ambos complementos.

Los resultados no son concluyentes y es necesario hacer nuevas investigaciones en profundidad para detectar si realmente existe esta posibilidad y conocer más datos sobre cuál es la relación del exceso de vitamina E con el cáncer de próstata, pero marca un dato importante que abrió nuevos interrogantes para la ciencia.

Los mismos investigadores recomiendan no alarmarse por estos hallazgos pero tampoco sugieren que los hombres tomen vitamina E sólo “por las dudas”, ya que muchos utilizan suplementos que la contienen por sus propiedades antioxidantes, incluso en multi-vitaminas, pero estos beneficios no han sido realmente probados.

Estos datos se suman, además, a otra investigación que te habíamos contado en otro artículo de www.vidaysalud.com, según la cual otro grupo de investigadores canadienses también había notado que el suplemento multivitamínico con selenio y vitamina E no generaba los efectos esperados para combatir el cáncer de la próstata.

El cáncer de próstata es la tercera causa más común de muerte por cáncer en los hombres de todas las edades y la causa más común de las muertes por cáncer en los hombres mayores de 75 años de edad. Por eso es algo que todos deberían tener en cuenta.

Para ayudar a prevenir su desarrollo, al igual que con cualquier tipo de cáncer, es importante que te hagas controles periódicos (ya que cuanto antes lo detectes más fácil será tratarlo), que sigas una dieta saludable, que practiques ejercicios de manera regular (no dejes de leer este artículo que te cuenta cómo la actividad física puede ayudarte si tienes cáncer de próstata) y que evites fumar y consumir alcohol en exceso.

Anímate a los cambios positivos. Con un poco de voluntad puedes mejorar tu salud y tu estado de ánimo, para vivir mejor y por más tiempo.

Muchas personas creen que necesitan vitaminas y corren a la farmacia a comprar suplementos de venta libre, pensando que así se sentirán mejor, algo que no siempre es cierto. Por eso es importante ser muy cuidadoso con ellos.

Antes de tomar cualquier vitamina o suplemento es conveniente que lo consultes con tu médico. Y si debes tratarte por cualquier otro problema de salud, recuerda siempre de contarle al especialista que te está atendiendo todo lo que estás tomando, ya que a veces los suplementos pueden no ser compatibles con algún medicamento recetado. De ese modo, te podrán indicar el tratamiento adecuado para ti.

Aquí en Vida y Salud te mantendremos al día en cuanto a los nuevos estudios que se estén realizando relacionados a las vitaminas, los compuestos naturales y los avances de la ciencia. Tu médico es la persona que puede guiarte en tu caso particular. Si tienes dudas, pide una segunda opinión.

Imágen © iStockphoto.com / Marcela Barsse

Tomar vitamina E podría aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Eso encontró un estudio reciente que genera nuevos interrogantes relacionados con esta vitamina que muchos hombres suelen tomar por sus supuestas propiedades antioxidantes.  Ponte al día en lo más nuevo sobre la relación entre el cáncer de la próstata y la vitamina E.

Desde pequeños nos dicen que es importante comer alimentos con vitaminas para crecer sanos y fuertes.  Y no hay duda que una alimentación balanceada que contenga vitaminas y nutrientes adecuados es necesaria durante toda la vida. Pero mucha gente quisiera encontrar algo más sencillo o “mejor” para obtener esas vitaminas. Y de adultos, algunos quisieran combatir los efectos del paso del tiempo sobre la salud con “pastillas y suplementos”. Y esto está magnificado por las promesas de los fabricantes de las vitaminas y los suplementos. No quiero decir que no tengan su lugar, como durante el embarazo, o el ácido fólico en la edad de la reproducción, etc.

Pero no todo lo que brilla es oro y ahora un nuevo estudio patrocinado por los Institutos Nacionales de la Salud parecen indicar que, como hemos aprendido cuando hemos realizado los estudios científicos con otras vitaminas, la vitamina E en pastillas, lejos de ayudar a prevenir el cáncer de la próstata en los hombres, podría contribuir a su desarrollo, aunque todavía estamos aprendiendo, aquí te describimos lo que encontraron.

Antes te recuerdo que el cáncer de la próstata es uno de los más comunes entre los hombres, que afecta a más de un millón de hombres, solamente en los Estados Unidos.

Unos investigadores del Instituto de Urología y del Riñón Glickman en la Clínica Cleveland, en Estados Unidos, luego de más de cinco años de seguimiento de casi 35 mil hombres, que tomaban tanto vitamina E como selenio (un suplemento mineral) encontraron que existe una relación entre el consumo de la vitamina E y el cáncer de la próstata. Piensan que esta relación podría ser que de mil hombres que la tomen, 76 contraerían cáncer.  La relación no es muy alta, pero ¿porqué exponerse?

En detalle, según este estudio que fue publicado en la edición del 12 de octubre de la revista Journal of the American Medical Association, los informes iniciales de un primer ensayo, en 2008, habían encontrado que ni la vitamina E ni el selenio reducían el riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Al contrario, pareció haber un aumento en el riesgo relacionado con la vitamina E, aunque era insignificante.

Según los datos actualizados, desde entonces y hasta julio de 2011, aunque la tasa del cáncer de la próstata fue mayor entre los hombres que tomaban complementos en comparación con el placebo, sólo fue estadísticamente significativa entre los hombres que tomaban la vitamina E sola. Específicamente, entre los hombres del ensayo, 529 de los que tomaban el placebo desarrollaron cáncer de próstata, al igual que 620 hombres que tomaban vitamina E, 575 hombres que tomaban selenio y 555 hombres que tomaban ambos complementos.

Los resultados no son concluyentes y es necesario hacer nuevas investigaciones en profundidad para detectar si realmente existe esta posibilidad y conocer más datos sobre cuál es la relación del exceso de vitamina E con el cáncer de próstata, pero marca un dato importante que abrió nuevos interrogantes para la ciencia.

Los mismos investigadores recomiendan no alarmarse por estos hallazgos pero tampoco sugieren que los hombres tomen vitamina E sólo “por las dudas”, ya que muchos utilizan suplementos que la contienen por sus propiedades antioxidantes, incluso en multi-vitaminas, pero estos beneficios no han sido realmente probados.

Estos datos se suman, además, a otra investigación que te habíamos contado en otro artículo de www.vidaysalud.com, según la cual otro grupo de investigadores canadienses también había notado que el suplemento multivitamínico con selenio y vitamina E no generaba los efectos esperados para combatir el cáncer de la próstata.

El cáncer de próstata es la tercera causa más común de muerte por cáncer en los hombres de todas las edades y la causa más común de las muertes por cáncer en los hombres mayores de 75 años de edad. Por eso es algo que todos deberían tener en cuenta.

Para ayudar a prevenir su desarrollo, al igual que con cualquier tipo de cáncer, es importante que te hagas controles periódicos (ya que cuanto antes lo detectes más fácil será tratarlo), que sigas una dieta saludable, que practiques ejercicios de manera regular (no dejes de leer este artículo que te cuenta cómo la actividad física puede ayudarte si tienes cáncer de próstata) y que evites fumar y consumir alcohol en exceso.

Anímate a los cambios positivos. Con un poco de voluntad puedes mejorar tu salud y tu estado de ánimo, para vivir mejor y por más tiempo.

Muchas personas creen que necesitan vitaminas y corren a la farmacia a comprar suplementos de venta libre, pensando que así se sentirán mejor, algo que no siempre es cierto. Por eso es importante ser muy cuidadoso con ellos.

Antes de tomar cualquier vitamina o suplemento es conveniente que lo consultes con tu médico. Y si debes tratarte por cualquier otro problema de salud, recuerda siempre de contarle al especialista que te está atendiendo todo lo que estás tomando, ya que a veces los suplementos pueden no ser compatibles con algún medicamento recetado. De ese modo, te podrán indicar el tratamiento adecuado para ti.

Aquí en Vida y Salud te mantendremos al día en cuanto a los nuevos estudios que se estén realizando relacionados a las vitaminas, los compuestos naturales y los avances de la ciencia. Tu médico es la persona que puede guiarte en tu caso particular. Si tienes dudas, pide una segunda opinión.

Imágen © iStockphoto.com / Marcela Barsse

Comentarios