Comparte este artículo:

Si fuiste diagnosticado con cáncer, el médico seguramente te habló de las posibilidades de tratamiento. La medicina ha avanzado tanto que ofrece distintas opciones dependiendo de tu tipo de cáncer y la etapa en la que se encuentra.

Que te digan que tienes cáncer, no es nada fácil de asimilar. Seguramente ya pasaste la etapa del “shock” y estás empezando a entender lo que te sucede. No todas son malas noticias, pues gracias a los avances de la medicina, cada vez existen más tratamientos para el cáncer que te ayudarán a ganarle la batalla.

Ahora, debes apoyarte mucho en tu médico y su equipo para determinar cuál de las opciones de tratamiento para el cáncer, es la que más se ajusta al tipo de cáncer que tienes y a la etapa en la que se encuentra. Y si tienes dudas, siempre puedes pedir una segunda opinión.

Hay ciertos objetivos que plantean los tratamientos para el cáncer.

  • El tratamiento primario es aquel cuyo objetivo es matar y eliminar a las células cancerosas. La cirugía es el más común.
  • El tratamiento complementario es el que tiene como razón principal, el eliminar cualquier célula cancerosa que haya quedado en el cuerpo luego del tratamiento primario. La quimioterapia, la radioterapia y la terapia con hormonas forman parte de este grupo.
  • El tratamiento paliativo es aquel que te ayuda a sobrellevar los síntomas, las molestias y los dolores causados por el cáncer para que tengas una mejor calidad de vida durante el tratamiento para eliminarlo. Es probable que este tratamiento sirva para aliviar los efectos secundarios de los tratamientos primarios y complementarios.

Los principales tratamientos para el cáncer de los que tu médico te hablará, son los siguientes:

  • Cirugía: como su nombre lo indica, es un procedimiento quirúrgico para eliminar, dentro de lo posible, las áreas afectadas por el cáncer.
  • Quimioterapia: seguramente has oído hablar de este tratamiento sin saber que se trata de medicinas que se dan por diferentes vías, a veces endovenosas (inyectadas a través de las venas) para matar a las células cancerosas (con el fin de curar), a veces para disminuir el tamaño del tumor antes de una cirugía, a veces como preparación para otro tratamiento o para quitar los síntomas que causa el cáncer (cuando se usa en forma paliativa, por ejemplo, para quitar el dolor).
  • Radioterapia: aunque su nombre puede asustarte, este tratamiento usa a los rayos X para matar a las células afectadas por el cáncer. Generalmente se utilizan máquinas que emiten los rayos X muy concentrados y que se aplican por fuera del cuerpo del paciente. Como la quimioterapia, el tratamiento puede utilizarse como curación, antes o después de cirugía o de otro tratamiento o de forma paliativa (para quitar un síntoma).
  • Terapia hormonal: algunos tipos de cáncer como el de próstata y el de mama, son causados por hormonas, y la terapia con hormonas ya sea bloqueándolas o modificándolas puede ayudar y funciona como las anteriores.

Existen otros tipos de tratamientos para el cáncer como el trasplante de médula ósea. Pero como te dije, dependen del tipo de cáncer que tienes. Tu médico te indicará cuáles son tus opciones. A veces se dan combinaciones. Actualmente muchos cánceres se pueden curar y otros se han convertido en enfermedades crónicas. No tiene que ser un diagnóstico mortal.

Una recomendación final: trata de mantener tu mente positiva. La actitud que tengas ante la enfermedad puede ayudarte a lograr el éxito y a tu recuperación. ¡Animo!

 

Imagen © iStock / Snowleopard1

Comentarios