Comparte este artículo:

Aunque la palabra “vagina” a muchas mujeres les haga ruborizarse, es hora de que empecemos a hablar de ella sin vergüenza. Un estudio demostró que la mayoría de las mujeres saben muy poco sobre su vagina y cómo cuidarla.  ¿Qué tanto sabemos y hacemos las mujeres latinas con respecto a nuestra salud vaginal?

Si sientes que sabes poco, no te preocupes pues no eres la única. Cuando quieren hablar de su vagina, muchas mujeres dicen “allá abajo” o le ponen nombres graciosos y algunas veces vulgares. Y cuando quieren hablar de su período, dicen “esos días”. Eso es una muestra de que aún tenemos mucho por descubrir sobre nuestra vagina, y muchos tabúes por romper. ¿Porqué le tememos tanto a mencionar por su nombre las diferentes partes y manifestaciones de nuestro aparato sexual reproductivo?

En un estudio realizado en línea en agosto de 2009 por Harris Interactive para una compañía que fabrica productos de higiene femenina, se entrevistaron 1607 mujeres en Norte América para conocer lo que saben y lo que hacen con respecto a su cuidado vaginal. En el estudio se encontraban también 208 mujeres latinas.

Lo interesante es que la mayoría de las mujeres entrevistadas dijeron que no les gusta la manera como se maneja el tema de nuestra salud vaginal en la sociedad. Por ejemplo, es más común hablar del aparato reproductivo del hombre abiertamente que del de las mujeres. Cuando se habla de la impotencia o disfunción sexual masculina nadie se sonroja, pero cuando se te cae el paquete de toallas higiénicas en medio de la oficina, quisieras gritar “¡trágame tierra!”.

Y las latinas estamos en el grupo de las que queremos romper con estos tabúes, pues el 73% de las latinas entrevistadas expresó que les gustaría que se empezara a hablar de estos temas abiertamente. El problema parece ser que aún no nos atrevemos a hacerlo, pues el 43% de las latinas dijo que aún no se sentían preparadas para empezar a hablar de su salud vaginal con naturalidad.

¿Porqué? El sentimiento de vergüenza sigue siendo muy fuerte y, al parecer, las mujeres que hablan abiertamente de su vagina son consideradas como promiscuas o vulgares. Más de la mitad (57%) de las latinas piensan que su salud vaginal es un asunto privado. Y el 25% reconoció que no se atrevían a hablar de este tema ni con sus amigas, y mucho menos con sus padres.

Además, cuando se habla de la vagina, las mismas mujeres convertimos el tema en algo informal o burlón. Por ejemplo, casi la mitad (48%) aceptó que prefieren referirse a su vagina usando jerga o palabras vulgares, que llamándola por su nombre real. Si te estás riendo en este momento, es porque tú también usas algún nombre gracioso.

¿Y por qué es tan importante que empecemos a hablar de una forma diferente sobre la salud vaginal? Te doy tres razones fuertes para que te convenzas.

La primera razón es que el silencio y el tabú sobre este tema han llevado a que todavía exista mucha confusión sobre nuestra salud sexual y los cuidados que debemos tener con nuestra vagina. Por ejemplo, aunque el 75% de las mujeres latinas (¡3 de cada 4!) dijo que sabía suficiente sobre su vagina y sus diferentes partes, la verdad es que cuando les preguntaron por algunos detalles específicos, no supieron contestar correctamente. ¿Sabes tu si puedes quedar embarazada al tener relaciones sexuales durante tu período? o ¿qué sucede con el tampón en tu vagina? Casi la mitad de las latinas (entre el 34% y el 40%) no supo contestar bien a estas dos preguntas. Por el miedo hablar de este tema, muchas mujeres todavía no se han dado cuenta de todo lo que les falta por aprender.

La segunda razón es que cuando no tienes la información correcta, tu salud está en riesgo. Por ejemplo, podrías estar expuesta a infecciones vaginales o enfermedades de transmisión sexual (ETS) más fácilmente. El estudio demostró que cuando las mujeres saben más acerca de su vagina y hablan sobre ella abiertamente con su médico, sus amigas y su madre, saben cómo mantenerse sanas.

La tercera razón es que la percepción y el conocimiento que tenemos sobre nuestra propia vagina, están muy relacionados con nuestra propia autoestima. Fue sorprendente encontrar que casi la mitad de las encuestadas expresaron que su vagina era fea. En cambio, las mujeres que sabían más acerca de su vagina, se sentían más atractivas y estaban más satisfechas con su cuerpo en general.

Esos parecen ser motivos suficientes para que empecemos a darle más valor a nuestra vagina… ¡es una parte importante de nuestro cuerpo y de ser mujer! Comienza por llamarla por su nombre y habla con tus amigas acerca de esto. Poco a poco te vas a dar cuenta que todas querían hablar, pero ninguna se atrevía. ¡Rompe el silencio!

Te podría interesar nuestro reporte especial “10 Beneficios de Sexo Para la Salud”. Lo puedes bajar gratis haciendo click aquí.

 

Imagen © iStock / Minerva Studio

Comentarios