Comparte este artículo:

El retraso en el desarrollo del lenguaje es un problema común en la infancia. Si tu pequeñín tiene deficiencias para expresarse verbalmente, puede que se manifieste con dificultad para formar palabras o incluso, entender instrucciones. El lenguaje no es sólo la comunicación verbal, es también el recibir información y entenderla. Si crees que tu hijo tiene un retraso en el desarrollo del lenguaje, sigue leyendo…

Si estabas esperando con ansiedad que tu bebé cumpliera un año para escucharlo decir “mamá”, pero no pasó nada, tal vez estés frustrada. No es que tu hijo no te quiera, podría tener un retraso en el desarrollo del lenguaje.

¿Cuáles son las posibles causas de los retrasos en el desarrollo del lenguaje?

¿Cómo puedes identificar si tu hijo tiene problemas en el desarrollo del lenguaje?

Hay ciertas indicaciones que pueden sugerir que tu  chiquitín tiene un problema con el lenguaje y que debieras de contactar al médico:

  • Si a los 3 o 4 meses no responde a sonidos fuertes, no balbucea o balbucea pero no trata de imitar sonidos.
  • Si a los 7 meses no responde a ningún sonido
  • Si al año de vida no usa palabras simples como “mamá”
  • Si a los dos años no puede hablar al menos 15 palabras; no usa frases de dos palabras sin repetir, sólo puede imitar las palabras y no usa el lenguaje hablado para comunicar más que sus necesidades inmediatas

Si sospechas que tiene problemas o si se confirma que tu hijo o hija tiene un retraso en el desarrollo del lenguaje, un especialista en esta área puede ayudarte. Primero, le hará un examen para verificar sus habilidades para oír y usar el lenguaje y luego te hará sugerencias que pueden servir para ayudarle a tu hijo a reforzar sus habilidades de lenguaje cada día.

Es probable que te indique que debes comunicarte más con tu bebé, hablando, cantando, pidiéndole que repita lo que dices y también leyéndole historias. Puede ser también que te recomiende algún tratamiento para las infecciones del oído medio, si es el caso.

Mantén tus oídos abiertos para detectar cualquiera de los síntomas de retraso en el lenguaje y consulta con el pediatra ante la más mínima sospecha.

 

Actualización de un artículo originalmente publicado en el 2009.

Imagen © iStock / aolr

Comentarios