Comparte este artículo:

¿Qué tiene que ver la salud de las encías con tu peso? Mucho. Como todo lo que sucede en tu boca, que es un gran indicador de tu salud en general. En este artículo te cuento acerca de un estudio reciente que indica que perder peso puede ayudar a combatir la enfermedad de las encías, mejor conocida como enfermedad periodontal.

No mucha gente relaciona la salud oral con la salud en general. Sin embargo, bien dicen que la boca es un indicador de cómo está funcionando todo en tu cuerpo. Un estudio que salió publicado recientemente en la revista Journal of Periodontology, establece que perder peso puede ayudar a combatir la enfermedad de las encías o enfermedad periodontal. Otra razón más para cuidar tu salud de manera integral.

El estudio analizó a 31 personas obesas que recibieron tratamiento para sus encías o tratamientos periodontales. La mitad de dicho grupo se sometió a la cirugía de derivación gástrica (o by-pass gástrico) la cual está diseñada para provocar la pérdida de peso. El resto del grupo no se sometió a dicha cirugía.

Curiosamente, aquéllos que se operaron para perder peso, mostraron una mejoría notable en la salud de sus encías, no sólo reducción de la inflamación, sino también reducción de la placa y el sangrado. Según los autores del estudio, unos especialistas de la Universidad de Case Western Reserve, esto puede deberse a “reducciones en la resistencia a la insulina y la inflamación asociadas con la pérdida de peso”.

Recuerda que la enfermedad periodontal afecta a las encías, que son el soporte de tus dientes. Esta condición es causada por bacterias presentes en la placa, que si no se retiran mediante una higiene oral adecuada (cepillado diario y uso del hilo dental), se endurecen causando sarro o cálculo que producen irritación e inflamación de las encías.

A medida que la enfermedad avanza, las bacterias penetran más y pueden llegar a causar la caída del diente. Por eso, es indispensable que si tienes enfermedad periodontal, recibas tratamiento para evitar que suceda esto.

Existen diferentes tipos de enfermedad periodontal:

  • Gingivitis: es la inflamación leve de las encías que provoca que sangren fácilmente. Es la primera fase de la enfermedad periodontal y en esta etapa por lo general las personas no tienen ningún síntoma. Si recibes tratamiento especializado y practicas una buena higiene oral, puede curarse.
  • Periodontitis ligera: si la gingivitis no se cura, entonces el hueso y el tejido que sostienen los dientes se empiezan a destruir.
  • Periodontitis avanzada: como su nombre lo indica, ocurre cuando no se toman las medidas preventivas y causa una pérdida de hueso y de tejido considerable, ocasionando la caída de los dientes o haciendo necesario que se extraigan (que te los saquen).

La mejor forma de prevenir la enfermedad de las encías es cuidando tu salud oral con un buen cepillado después de comer, el uso del hilo dental y las visitas regulares a tu dentista. Recuerda que la salud de tu boca está ligada a la salud de todo tu cuerpo.

Imágen © iStockphoto.com / kokouu

Comentarios