Skip to main content

La vasectomía sin bisturí es el método anticonceptivo permanente que está considerado como el mejor por los expertos de la Asociación Americana de Urología. Se realiza en un promedio de 10 minutos, sin anestesia general, y prácticamente sin dolor. Según datos de las Naciones Unidas, en México solo 1 de cada 100 hombres eligen la vasectomía como el método anticonceptivo para disfrutar de su vida sexual, sin preocuparse de la fertilidad. A continuación, te contamos las razones por las que deberías elegirla.

¿Qué es la Vasectomía?

El Urólogo especialista en Vasectomía, Mathew Coward, señala: “La vasectomía es cortar el conducto (deferente) que une a los espermatozoides, producidos en los testículos, con el semen. […] Luego de la Vasectomía los espermatozoides producidos salen de los testículos viven en el conducto cortado un corto tiempo y mueren. Nunca saldrán de esa zona”.

En esa misma línea, existen dos tipos de Vasectomía: con y sin bisturí. Se diferencian en la forma de llegar a los conductos deferentes, que se encuentran dentro del escroto. Está pensado en ser una medida permanente, pero no produce esterilidad inmediata, debido a que aún pueden encontrarse espermatozoides tras la intervención, por lo que es necesario esperar unos meses para asegurarse de usarlo como método anticonceptivo.

  • Con bisturí: Se realizan dos cortes con bisturí, se accede a los conductos (uno por testículo) y al terminar se cierra con puntos. Esto lleva a la necesidad de anestesiar toda la zona, normalmente con epidural (inyección en la columna que duerme desde el obligo hasta los pies). 3 de cada 100 operaciones tiene complicaciones, generalmente hemorragias e infecciones
  • Sin bisturí: “Se hacen dos aperturas con un instrumento especial, éste pincha el escroto. Se abre la piel, al ser muy elástica, no se corta. El espacio es justo para extraer el conducto deferente” puntualiza el Urólogo.  Se utiliza un pinchazo con anestesia: aquella usada por los dentistas. En este caso, 7 de cada 1000 operaciones tiene complicaciones, generalmente hematomas
  • En ambos casos se extrae un trozo del conducto deferente. De esa manera, queda desconectado el conducto que lleva los espermatozoides a reunirse con el semen, que se produce en la próstata. 

Toda la evidencia clínica muestra que ambas técnicas tienen la misma efectividad (99,7% de pacientes que no tienen espermatozoides en su semen luego de 3 meses).  

Tradicional vs sin bisturí

Esteban Tapia Moya, padre de un niño, decidió realizarse la vasectomía con bisturí. En sus palabras “estuve despierto durante la operación, pero me molestó la inyección epidural de la anestesia, el malestar duró 2 horas”. Al preguntarle por las razones que lo hizo señala que deseaban disminuir al máximo la probabilidad de ser papás, y es mucho mejor esta operación que la ligadura de trompas femeninas. La recuperación en más rápida, menos invasiva y más barata.

Efectivamente uno de los grandes beneficios supone la reducción notablemente del dolor a lo largo de todo el proceso operatorio y postoperatorio. “Recuerdo que mi padre, cuando se hizo la vasectomía, estuvo en el sofá sin poder moverse por días. Eso ya no es así” comenta en la entrevista el urólogo Mathew Coward. Además, menciona que sus pacientes le señalan que la espera y la ansiedad es mucho peor que el procedimiento, normalmente no tienen dolor.

Son muchos los beneficios

Dentro de los beneficios de la Vasectomía en general y específicamente de la sin bisturí; la Asociación Americana en su guía del 2015 sobre vasectomía, señala:

  • La vasectomía efectivamente tiene menor riesgo y dolor que una ligadura de trompas femeninas. Y la vasectomía sin bisturí es cercano a cero.
  • Posterior a una vasectomía no se notará una diferencia corporal en absoluto, la eyaculación seguirá ocurriendo; del mismo aspecto y textura. Pero sin espermatozoides.
  • La vasectomía sin bisturí tiene una duración de 10 minutos en promedio; más 20 minutos para que pase la anestesia local. Con bisturí debe prepararse 45 minutos antes; 30 minutos de cirugía y 2 horas para que pase el efecto de la anestesia.
  • La herida en una vasectomía convencional es visible y deben tratarse los puntos; sin bisturí es apenas visible: en 7 días se puede reanudar la actividad sexual, utilizando otro método anticonceptivo.

Algunos puntos sobre la vasectomía a tener en consideración:

  • No protege contra ITS (Infecciones de transmisión sexual). El objetivo es impedir que el semen tenga espermatozoides. El condón, al ser un método de barrera, si protege frente a diversas ITS.
  • No es inmediato el efecto anticonceptivo: Su médico le pedirá una muestra de semen (espermiograma) entre los 2 y 5 meses posteriores. No debe tener espermatozoides o menos de 100 mil espermatozoides y que solo sean no móviles. “Sigues disparando balas vivas por 10 a 20 eyaculaciones”, sentencia el urólogo.
  • Se pide no tener eyaculaciones por una semana posterior a la cirugía, con el fin que todo el aparato reproductor pueda asentarse y recuperarse.
  • Con la vasectomía sin bisturí, a las 24 horas ya es posible tomar una ducha y básicamente volver a la rutina. Los pacientes pueden volver manejando a su casa, una vez finaliza la operación.
  • Es posible revertir la vasectomía. Supone una nueva intervención que en algunos casos debe ser con bisturí. No se asegura su efectividad tras a 10 años de tenerla

Si deseas tomar el control de tu propia fertilidad, la vasectomía supone una muy buena opción a considerar. Y si es sin bisturí, mejor aún. Es importante consultarlo con tu Andrólogo o tu Urólogo. Con este profesional podrás responder todas tus dudas. ¡Anímate! “Puedes tomar el control, con un procedimiento de 20 minutos” cierra el Dr. Mathew Coward, quien se la hizo en 2019.

 

Por Carlos Diego Ibáñez
Copyright © 2022 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©Shutterstock / Pixel-Shot

Comentarios de nuestra comunidad