Enfermedades y Condiciones

Demencia

¿Qué es?

La demencia es un patrón de deterioro mental causado por diferentes enfermedades o condiciones.

Una persona con demencia pierde la capacidad mental. La pérdida de memoria usualmente se manifiesta primero. Gradualmente, la persona no puede realizar tareas físicas y mentales básicas. Típicamente, la demencia se desarrolla lentamente con el paso de los meses o años. Los primeros síntomas son a menudo leves. Finalmente, las personas con demencia pueden presentar pérdida severa de la memoria. Ellos también pueden perder su capacidad para comunicarse de manera eficaz, reconocer a otras personas llevar a cabo tareas complejas o pensar en forma crítica.

A menudo, la demencia ocurre cuando las células nerviosas (neuronas) en el cerebro se rompen (degeneran) y las conexiones entre las neuronas se interrumpen. Son varias las causas de estas rupturas y generalmente no pueden detenerse. Entre las causas de la demencia:

  • La enfermedad de Alzheimer causa alrededor del 40 a 50 % de todas las demencias.
  • La enfermedad vascular, como un accidente cerebrovascular, causa alrededor del 20%.
  • La demencia de cuerpos de Lewy, que ocasiona la deformación de las neuronas del cerebro, causa otro 20% de las demencias.

Otras condiciones que pueden causan demencia incluyen:

  • la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob
  • lesión en el cerebro por traumatismo
  • síndrome de inmunodeficiencia adquirida
  • alcoholismo
  • enfermedades degenerativas, como la enfermedad de Huntington y la atrofia de Pick
  • absceso cerebral
  • esclerosis múltiple
  • más de otras 50 condiciones degenerativas

En casos raros, la demencia está causada por una condición tratable, y puede frenarse parcial o totalmente si la condición se diagnostica y trata rápidamente.

  • depresión
  • reacciones adversas a los medicamentos
  • infecciones, como sífilis o meningitis micótica.
  • condiciones metabólicas, como carencias de vitamina B12, ácido fólico u hormona tiroidea

Alrededor de 5 millones de personas en Estados Unidos sufren de demencia. Se cree que aproximadamente el 15% de las personas mayores de 65 años tiene demencia. La enfermedad de Alzheimer, la causa más común de demencia, afectará a más de 12 millones de americanos en los próximos 20 años.

Síntomas

Los síntomas de la demencia son progresivos, empeoran con el tiempo y limitan la capacidad de funcionamiento de la persona.

El primer síntoma de demencia es la pérdida de memoria. Aunque todos tenemos lagunas mentales de vez en cuando, la laguna mental debido a la demencia es mayor y afecta la capacidad de funcionamiento. Por ejemplo, olvidar donde dejó las llaves de su auto es normal pero olvidarse cómo usar la llave es un posible síntoma de demencia.

A menudo, una persona con demencia reconoce que algo anda mal, pero el miedo puede impedir que la persona busque ayuda. A medida que la enfermedad empeora, la persona puede ponerse nerviosa, ansiosa o deprimirse por sus síntomas.

Junto con la pérdida de memoria, una persona con demencia puede tener problemas para realizar tareas mentales complejas, como verificar su cuenta bancaria, conducir un automóvil, saber que día es y aprender cosas nuevas. Además también pueden verse afectados la atención, el juicio, la capacidad de resolución de problemas, el estado de ánimo y el comportamiento. A medida que el trastorno progresa, la persona puede tener problemas parar producir oraciones completas, reconocer su entorno, reconocer a otras personas o manejar su cuidado personal, como el baño. En algunos casos, una persona con demencia puede experimentar alucinaciones, delirios, agitación, retraimiento social e insomnio.

Diagnóstico

Para diagnosticar la causa de la demencia el médico preguntara sobre  la historia clínica del paciente y preguntara cuando comenzaron los problemas de memoria y el tiempo en el que empeoraron. Esta información, junto con la edad de la persona, puede guiar hacia un probable diagnóstico. Por ejemplo, si la persona es anciana y presenta desde hace años un empeoramiento constante de la memoria además de otros problemas, el médico puede sospechar de la enfermedad de Alzheimer. Si los síntomas empeoraron en poco tiempo, la causa probablemente sea la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob. Si la persona ha tenido antecedentes de presion arterial alta,  diabetes y enfermedad vascular, el médico quizá sospeche de un accidente cerebrovascular.

Para diagnosticar demencia, el médico preguntara si la memoria de la persona empeora progresivamente, además de observar también si se presentan alguno de los siguientes síntomas:

  • dificultad para comprender o usar el idioma
  • la incapacidad para llevar a cabo un acto consciente o una secuencia de actividades motoras
  • la incapacidad de reconocer objetos cotidianos o miembros de la familia
  • dificultad para llevar a cabo tareas complejas como planear u organizar

Los médicos examinan a los pacientes mediante preguntas básicas, además de pedirles que realicen varios ejercicios que involucran la memoria y la atención. Una herramienta comúnmente usada para la demencia es el Mini examen del Estado Mental. Consiste en 11 evaluaciones cortas, con ejercicios como preguntarle a la persona qué día y año es o pedirle a la persona que cuente hacia atrás desde el 100 y de a siete números (por ejemplo 100, 93, 86, etc.). Si la persona responde correctamente, es poco probable que sea un caso de demencia.

Los análisis de laboratorio pueden reducir las posibles causas. Algunas pruebas incluyen:

  • Imagen por resonancia magnética (IRM) o la tomografía computada (TC): estos crean imágenes de estructuras dentro de la cabeza . Las imágenes pueden revelar tumores de cerebro y accidentes cerebrovasculares. Si los exámenes no muestran ninguna anomalía importante, el diagnóstico podría ser la enfermedad de Alzheimer.
  • Análisis de sangre: estos se realizan para ayudar a evaluar la salud general y también para determinar si deficincias de vitamina B12 o niveles bajos de hormona tiroidea pueden contribuir al deterioro del funcionamiento mental.
  • Punción lumbar (punción raquídea): raramente es necesario para evaluar la demencia. Ocasionalmente, su médico quizá quiera estar seguro de que la presión de los líquidos dentro del cerebro es normal. Además los exámenes de laboratorio de una muestra de líquido céfalo-raquídeo pueden asegurar de que no existe infección. Los investigadores están estudiando las proteínas en el líquido céfalo-raquídeo para ver si ciertos patrones pueden predecir el pronóstico de esta enfermedad.

Duración

En la mayoría de los casos, la demencia empeora y no puede prevenirse. Una persona con demencia puede vivir meses, años o décadas según la causa de la demencia.

En los casos raros en los cuales la demencia está causada por una condición tratable, como la infección, desorden o depresión metabólicos, la demencia usualmente se frena luego del tratamiento.

Prevención

La mayoría de los casos de demencia no pueden prevenirse. Los hábitos de  buena salud personal y del cuidado médico; sin embargo, pueden prevenir algunos tipos de demencia. A continuación se describen algunos pasos a seguir:

  • Demencia causada por un accidente cerebro vascular: evaluar y controlar la presión arterial, realizar ejercicios a diario, y comer una dieta balanceada con muchas frutas y verduras para mantener un peso corporal saludable.
  • Demencia relacionada con el alcohol: evite fumar y limite la cantidad de alcohol que bebe.
  • Demencia traumática: evite las lesiones en el cerebro al usar cinturón de seguridad, casco y otro equipo protector.
  • Algunas demencias relacionadas con infecciones: evite el comportamiento sexual de alto riesgo.
  • Demencia por carencia de vitamina: asegúrese de que su dieta tenga suficiente vitaminas B, especialmente vitamina B12. Es probable que su médico le ordene realizar análisis de sangre para revisar los niveles de vitamina B12.
  • Demencia relacionada con las hormonas: su médico quizá le ordene realizarse un análisis  de sangre llamado TSH (tirotropina para la sustancia endógena) para asegurarse de que su tiroides funciona correctamente.

Mantener su mente activa y su cuerpo en forma puede ayudar a prevenir el deterioro mental y a reducir o retrasar la pérdida de la memoria. Si usted realiza ejercicios físicos a diario y continua desafiando su cerebro durante su vida, usted puede ayudar a proteger su cerebro contra el deterioro mental.

Tratamiento

A veces la causa de la demencia puede frenarse, como la carencia de vitamina B12 o la producción insuficiente de la tiroides. Tratar estas condiciones puede mejorar la demencia. Otros factores reversibles que pueden contribuir a la aparición de los síntomas incluyen el abuso de alcohol, la depresión y el insomnio.

Las personas con demencia vascular pueden mostrar menos deterioro mental si se controlan la presión arterial, dejan de fumar, disminuyen el colesterol LDL (colesterol “malo”), realizan ejercicios regularmente y mantienen un peso saludable.

En algunas personas, la medicación para el Alzheimer puede ayudar con los síntomas del comportamiento y quizá detengan el deterioro mental. Ellos pueden ayudar a retrasar la necesidad de internar el paciente en un asilo de ancianos. Los inhibidores de acetilcolinesterasa, como el donepezil (Aricept), la galantamina (Razadyne) y la rivastigmina (Exelon), pueden recetarse para demencias de tipo Alzheimer leves moderadas. La memantina (Namenda) está aprobada para demencias de tipo Alzheimer levemente severas.

Estos mismos medicamentos se usan a veces para tratar la demencia asociada con la demencia de cuerpos de Lewy.

Sin embargo, muchas personas no mejoran en absoluto con la medicación o mejorar solo levemente.

Las personas con un caso de demencia que no puede frenarse necesitan cuidados de médicos, enfermeras y trabajadores sociales. Este cuidado puede realizarse en cualquier lugar, incluidos los hospitales, el hogar, residencias de apoyo u otros tipos de instituciones. Según la causa de la demencia, muchos especialistas pueden participar del cuidado del paciente, incluidos neurólogos, sicólogos, siquiatras o geriatras. Aspectos importantes del cuidado incluyen:

  • entornos familiares, miembros de la familia, actividades rutinarias porque demasiado cambio pueden causar confusión y agitación
  • entornos activos y con luz para ayudar a la concentración de la persona y para mantenerlo enfocado en el entorno.
  • Entornos seguros para que la persona no pueda lesionarse ni se pierda si se la deja sola
  • ejercicios físicos para mejorar el equilibrio y la buena salud general
  • terapias apropiadas, que incluyen música, terapia ocupacional para brindar estímulo y mejorar el control muscular

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico si siente preocupación acerca de su memoria o si usted o un ser querido últimamente ha tenido problemas con alguno de los siguientes síntomas:

  • aprender y recordar información nueva
  • manejar tareas complejas, como la de preparar comidas
  • razonamiento, saber como organizar las compras
  • orientación, como saber el día de la semana o el momento del día
  • lenguaje, incluido encontrar las palabras para expresar pensamientos

Una persona con demencia puede también presentar los siguientes tipos de comportamientos:

  • cambios en el estado de animo o el comportamiento, como la irritabilidad
  • colocar objetos de uso diario en lugares extraños, como poner un sombrero dentro del microondas
  • olvidarse del día, el mes, la hora o el lugar donde la persona está en se momento
  • pérdida de deseo para iniciar actividades o para mantenerse  activo, como de costumbre

Pronóstico

El pronóstico de la demencia depende de la causa y puede variar según cada persona. Por ejemplo, el tratamiento inmediato de la demencia causada por la carencia de vitamina puede conducir a la recuperación total de la memoria. Si la causa es el accidente cerebrovascular, la pérdida de la memoria en la persona puede permanecer estable durante años. Los medicamentos pueden disminuir la velocidad del deterioro en algunas personas con la enfermedad de Alzheimer. En la mayoría de los casos, sin embargo, el trastorno empeora gradualmente. Según la causa, la edad de la persona, su salud general y la disponibilidad de tratamiento, la esperanza de vida puede ser tan breve como algunos meses o tan largo como 15 a 20 años.

Información adicional

National Institute of Neurological Disorders and Stroke (Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares) P.O. Box 5801 Bethesda, MD 20824 Gratuito: 1-800-352-9424 TTY: 301-468-5981 http://www.ninds.nih.gov/

American Geriatrics Society (Sociedad Americana de Geriatría) The Empire State Building 350 Fifth Ave. Suite 801 New York, NY 10118 Teléfono: 212-308-1414 http://www.americangeriatrics.org/

Alzheimer’s Association (Asociación de Alzheimer) 225 North Michigan Ave. Suite 17 Chicago, IL 60601-7633 Teléfono: 312-335-8700 Gratuito: 1-800-272-3900 Correo electrónico: info@alz.orghttp://www.alz.org/

Alzheimer’s Disease Education & Referral Center, ADEAR (Centro de Educación y Referencia para la Enfermedad de Alzheimer) National Institute on Aging (Instituto Nacional sobre el Envejecimiento) P.O. Box 8250 Silver Spring, MD 20907-8250 Gratuito: 1-800-438-4380 http://www.alzheimers.org/

Última revisión: 2008-06-19T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-10-03T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


4 Comments en “Demencia”

  1. [...] demencia puede desarrollarse debido a diferentes problemas de salud, como la enfermedad de Alzheimer o un [...]

  2. [...] demencia puede desarrollarse debido a diferentes problemas de salud, como la enfermedad de Alzheimer o un [...]

  3. [...] demencia puede desarrollarse debido a diferentes problemas de salud, como la enfermedad de Alzheimer o un [...]

  4. me gustaria saver en bogota donde queda un citio para consultar sobre la perdida de memoria y den tratamiento para esto

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil