Comparte este artículo:

De Nancy Neirick, M.S., R.D.

© iStockphoto.com Marcela Barsse

Alimentar las pancitas de los chiquitines con alimentos nutritivos y saludables durante los feriados puede ser una tarea desafiante. El día de las brujas o “Halloween” viene con una sobre abundancia de dulces y antojitos. Pero no te desanimes, aquí comparto siete trucos y consejos que te pueden ayudar a  mantener a tu familia en el camino de la buena salud y a disfrutar del Día de las Brujas.

  1. ¡Evita la tentación! No compres las golosinas hasta un día antes del 31 de Octubre. Los chiquitines (y tú) van a tener menos tiempo para comerlos, ya que no van a tener la tentación por varios días. También no te olvides de comprar dulces que a tus chiquitines (y a ti) no les guste.
  2. Llena esas pancitas con una comida favorita y nutritiva antes de salir a recoger golosinas, de esta forma no van a tener hambre y no van a abusar de los dulces.

  3. Establece una regla de un dulce por cada casa cuando estén recogiendo golosinas. Y no te olvides de  elogiarlos cuando escojan los dulces chiquitos.
  4. Conviértete en la súper vecina y en lugar de ofrecer dulces, ofrece juguetes chiquitos, etiquetas de caricaturas, manzanas, cajitas de pasas o barras de granola de sabor de chocolate de las de 90 o 100 calorías. Están hechas con grano integral y son una buena fuente de  calcio para esos huesitos que están creciendo.
  5. Al día siguiente, limpia los gabinetes de la cocina de dulces y regala las sobras a alguien que los pueda distribuir en otro lugar.
  6. Se un ejemplo y come con moderación cuando metas la mano en la jarra de los dulces. Recuerda que esos ojitos están viendo todo y ellos imitan todo lo que ven.
  7. Finalmente, ten cuidado con las reglas demasiado restrictivas, ya que pueden convertir al dulce negado en uno mas irresistible.

Te deseo un feliz y saludable Halloween!

Comentarios